Diálogo
  Cat. en la diversidad
  Didascalia
 Tarjetas digitales
 Foros
 Chat por temas
 Libro de visitas
 Mapa del sitio
 Quiénes somos
  Escríbanos
  




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

  

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia RecursosRevistasLibros 
  Ud está en Revistas / Diálogo...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Diálogo

 

Conozca la sección Catequesis

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a sección Cursos

 

 

Enviar a sus amigos

Espiritualidad del Catequista
Cuentos para reflexionar nuestra vocación de catequistas

por Marcelo A. Murúa

 

Los Catequistas constructores de una sociedad nueva

La Catequesis es un espacio privilegiado para la formación de las personas. Desde la Catequesis ofrecemos itinerarios formativos para niños, para jóvenes, para adultos, para familias. Esto nos permite estar en contacto con casi todas las etapas de la vida de una persona (¡qué interesante sería pensar y desarrollar una catequesis para la tercera edad!, hay intentos que deberían ser más conocidos…) y poder contribuir, desde la formación en la fe, al desarrollo y crecimiento humano de las personas.
Necesitamos hombres y mujeres nuevas para una sociedad nueva.
Hace casi cuarenta años, los obispos latinoamericanos en Medellín, acuñaron una frase, en el documento que publicaron, que siempre ha iluminado mi vida y mi caminar como catequista y formador:
“No tendremos un continente nuevo sin nuevas y renovadas estructuras; sobre todo, no habrá continente nuevo sin hombres nuevos, que a la luz del Evangelio sepan ser verdaderamente libres y responsables.”
Medellín, Justicia 1,3.
Los catequistas estamos llamados a formar en los valores del evangelio para sembrar en el corazón de nuestros catequizandos la vocación de construir una sociedad nueva.

 

 

Cuento “La espiga y la vida ”
De Mamerto Menapace, publicado en La sal de la tierra, Ed. Patria Grande.

 

La misión de la espiga nos es ser el lugar definitivo para la semilla. Cada semilla debe asumir la vida de una manera tan suya y personal, que pueda vivirla independientemente de la espiga en la que maduró. Toda semilla que quiera cumplir con su vocación de vida, y con su misión por los demás, debe aceptar la deschalada y el desgrane. Sólo si ha asumido su vida en plenitud y de una manera personal, será capaz de seguir viviendo luego de la desgranada. Y así podrá incorporarse al gran ciclo de la siembra nueva.

Si su vida es auténtica y acepta hundirse en el surco de la tierra fértil, su lento germinar en el silencio aportará al sembrado nuevo una planta absolutamente única, pero que unida a las demás, formará el maizal nuevo.

No es el maizal el que valoriza la identidad de las plantas. Es el valor irremplazable de cada planta en su riqueza y fecundidad lo que valoriza al maizal.

No es la sociedad nueva la que creará los hombres nuevos. Son los hombres nuevos quienes formarán la nueva sociedad.

 

Para reflexionar el cuento en forma personal y comunitaria

Preguntas para pensar en el cuento:

  • ¿De qué nos habla el autor en el cuento?
  • ¿Cómo describe la vida de la semilla?
  • ¿Qué situaciones se van sucediendo en la vida de una semilla?
  • ¿Por qué situaciones dolorosas debe pasar?
  • ¿Cuál es la comparación final entre el valor del maizal y el de las plantas en particular?

 

Preguntas para pensar en la misión del Catequista:

El cuento nos habla de la vocación y la importancia de cada uno para formar una nueva sociedad.
¿Puedes relacionar lo que el autor cuenta de la semilla con la vida de una persona?
¿Qué situaciones vivimos qué puedan ser semejantes al proceso de la semilla?
¿Qué significa “estar en la espiga”, “aceptar la “deschalada” y el “desgrane”? Comparar con momentos o etapas de la vida de toda persona.
¿Cuál es el sentido de la vida de la semilla? ¿En qué se esconde su “ser”?
Aplicando el cuento a la vida de todos, ¿de qué depende la construcción de una nueva sociedad? ¿Qué puedes aportar a ella?
¿Qué aprendes de este cuento para tu vocación y misión de catequista?

 

Oración para rezar nuestra vocación de Catequistas:

La semilla del hombre nuevo

La vida de cada persona
es como una semilla…
En su interior anida
un sinnúmero de posibilidades,
sueños y utopías.
Si cuidamos la semilla,
si la regamos y acompañamos
nacerá una planta nueva,
única, bella…

En el interior de cada uno
el Dios de la Vida
puso la semilla de su Espíritu,
que hace nuevas todas las cosas,
que hace fecundas todas las vidas.

Dejate animar por su Espíritu,
dejate llevar por su mano,
dejate enseñar y guiar por El,
para nacer a la vida de Dios,
y ser hombre y mujer nueva.

Tienes en tu interior la semilla,
en las manos del Señor
se hará vida nueva para todos:
¡Semilla del Reino,
germen de Fraternidad!!

                          - Que así sea, Señor -

 

Enviar a sus amigos

 

 

2008 Año de la Palabra de Dios
Publicaciones Bíblicas Semanales
para Lectura Orante de la Biblia Ciclo A 2007-2008

Dios nos habla hoy

Jesús Nuestro Amigo

 

Conozca las Publicaciones Bíblicas Semanales que BuenasNuevas.com
ofrece para todas las comunidades de habla hispana.

Ya están disponible el año litúrgico Ciclo A 2007-2008 completo.

Para leer, reflexionar y orar la Palabra de Dios.

Acceda a las muestras gratuitas de ejemplares del Pentecostés 2007
de ambas publicaciones para probarlos en su comunidad.

Haga click y grabe las dos publicaciones bíblicas para Pentecostés

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, cerca de 100 colegios de Argentina y México y decenas de parroquias en Argentina y varios países de América Latina están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2008