Diálogo
  Cat. en la diversidad
  Didascalia
 Tarjetas digitales
 Foros
 Chat por temas
 Libro de visitas
 Mapa del sitio
 Quiénes somos
  Escríbanos
  




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

  

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia RecursosRevistasLibros 
  Ud está en Revistas / Diálogo...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Diálogo

 

Conozca la sección Catequesis

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a sección Cursos

 

 

Enviar a sus amigos

Editorial
No nos puede parecer normal

por María Inés Casalá

 

Mi mamá insistía en que si uno probaba una comida que no le gustaba una y otra vez, terminaría gustándole. A lo largo de los años, después de probar huevo duro, postrecito de vainilla y mariscos en numerosas oportunidades y venciendo el asco visceral que me provocaban estas comidas, terminé pudiendo comer los dos primeros y disfrutando los mariscos. Sin embargo, por más que intenté comer seso, nunca me pareció gustoso ni apetitoso o, al menos, pasable.
¿Por qué recuerdo esto? Porque en la vida, espero que lo mismo que me ocurrió con el seso, me suceda con muchas otras cosas.
Por más que vea en una y otra esquina un chico recogiendo basura, vendiendo estampitas en el tren, haciendo malabarismos en una esquina entre los autos, fabricando ladrillos o recogiendo tabaco con su familia, no debe parecerme normal. El verlo una y otra vez, no pue-de provocar, ni siquiera que me acostumbre o que lo tolere.
En la Declaración de los derechos del niño, aprobada por la Asamblea General de las Na-ciones Unidas el 20 de noviembre de 1959, hace casi cincuenta años, se decía en el artículo noveno: El niño debe ser protegido contra toda for-ma de abandono, crueldad y explotación.
No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pue-da perjudicar su salud o educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral.
No nos podemos acostumbrar a ver personas durmiendo en la calle, a jóvenes destruyendo su vida con el alcohol, a que muera cada día más gente en accidentes de tráfico evitables, a que los adolescentes ofrezcan sexo en los boliches por un trago, a que se corte una pollera en la televisión y se comente sobre las virtudes de los glúteos de las que participan en un concurso.
Obviamente dentro de las cosas que enumero, hay algunas más importantes que otras, pero no por eso, debemos pasarlas por alto.
No me quiero acostumbrar a que mis alumnos no me saluden cuando entro al aula o que hablen con malas palabras; no me quiero acostumbrar a que todo «de lo mismo», a que no importa cómo nos expresamos, a que no exista lo que está bien y lo que está mal, o a que otro decida por nosotros (porque son los medios de comunicación los que forman la realidad). ¡No me quiero acostumbrar!
Alguien podrá decirme que soy antigua. No me importa, no me parece que sea malo. Mi casa es antigua, mi ropa tiene varias temporadas, mis padres suman más de 160 años entre los dos y mi matrimonio tiene más de 30 años. No todo lo antiguo es malo por el sólo hecho de tener muchos años.
Otros, quizás, me digan intolerante. A esos, les digo que están totalmente equivocados, que de la misma forma en que acepto diferentes opiniones, me creo con el derecho de decir la mía y querer que, por lo menos, se me escuche.
Entre todo lo que no me gustaría que sea normal, hago hincapié en el trabajo infantil. El 12 de junio se celebra el Día mundial contra el trabajo infantil. Seamos concientes de su significado, del presente de esos niños que se ven obligados a dejar la escuela para trabajar y de esos futuros jóvenes y adultos que crecerán sin una infancia en dónde haya existido la magia, el cariño, los abrazos, el juego y la salud, entre tantas cosas que no habrán siquiera disfrutado o conocido. No nos quejemos del futuro si hoy nos acostumbramos a verlos trabajar.

 

 

Enviar a sus amigos

 

 

2008 Año de la Palabra de Dios
Publicaciones Bíblicas Semanales
para Lectura Orante de la Biblia Ciclo A 2007-2008

Dios nos habla hoy

Jesús Nuestro Amigo

 

Conozca las Publicaciones Bíblicas Semanales que BuenasNuevas.com
ofrece para todas las comunidades de habla hispana.

Ya están disponible el año litúrgico Ciclo A 2007-2008 completo.

Para leer, reflexionar y orar la Palabra de Dios.

Acceda a las muestras gratuitas de ejemplares del Pentecostés 2007
de ambas publicaciones para probarlos en su comunidad.

Haga click y grabe las dos publicaciones bíblicas para Pentecostés

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, cerca de 100 colegios de Argentina y México y decenas de parroquias en Argentina y varios países de América Latina están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2008