Diálogo
  Cat. en la diversidad
  Didascalia
 Tarjetas digitales
 Foros
 Chat por temas
 Libro de visitas
 Mapa del sitio
 Quiénes somos
  Escríbanos
  




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

  

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia RecursosRevistasLibros 
  Ud está en Revistas / Diálogo...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Diálogo

 

Conozca la sección Catequesis

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Publicaciones
Bíblicas
para Lectura Orante
del Evangelio


Conozca las publicaciones "Dios nos habla hoy" y "Jesús Nuestro Amigo", dsiponibles para adquirir el Ciclo Litúrgico completo.

Para Leer,
Orar y Reflexionar
la Palabra de Dios

Ver Publicaciones

 

 

Enviar a sus amigos

El cuento en la Catequesis
El murguero

por María Inés Casalá

 

Un grupo de jóvenes del barrio se había organizado para armar una murga. Los sábados se reunían en la plaza y, durante tres horas, bailaban sin cesar.
Algunos vecinos protestaban porque la música era muy fuerte pero otros estaban muy contentos porque durante esas horas sus hijos tenían una actividad para hacer.
Para ingresar a la murga no se pedía ninguna condición. Sólo hacía falta tener ganas de bailar. No importaba si lo hacías bien o mal. Por eso, cada vez, se sumaban más integrantes que eran recibidos con entusiasmo.
La mayoría de los días ensayaban vestidos con ropa común y, sólo para las fiestas utilizaban la ropa típica de la murga y se pintaban el rostro.
Para diciembre festejaban el cumpleaños de la murga invitando a otras agrupaciones vecinas, y ese día, se ponían la levita con los apliques.
En uno de los cumpleaños llegó un joven con el rostro pintado y vestido con la ropa de murga y pidió permiso para participar.
De inmediato fue aceptado y, cuando comenzó a bailar, todos miraban asombrados lo bien que se movía, las volteretas que realizaba, las patadas al aire y los saltos que daba... Fue el más aplaudido de la tarde.
Al finalizar la fiesta, se acercó al director de la murga y le preguntó si podía seguir participando, porque él había aprendido a bailar en la escuela y no tenía ninguna agrupación fija. El director lo aceptó inmediatamente mientras trataba de ocultar su asombro. ¿Saben por qué estaba asombrado? Porque cuando el joven le estaba hablando, se dio cuenta que tenía síndrome de Down.
Y se quedó pensando. ¿Por qué nunca se le había ocurrido invitar a chicos como él a bailar? A partir de ese día hizo invitaciones y fue a las escuelas del barrio para chicos con capacidades especiales.
Muchos se integraron y, por supuesto, no todos bailaban como este joven, pero se destacaban por ser los que ponían más entusiasmo y ganas que  contagiaban a los demás.

 

(Cuento publicado en La Hojita del Domingo, Editorial San Pablo, 20 de junio 2004)

 

Para reflexionar el cuento

  • La palabra discriminación está presente en las escuelas, en los medios de comunicación y en numerosas conversaciones. Permanentemente se escuchan comentarios acerca de nuestros queridos hermanos latinoamericanos asegurando que no son como «nuestros abuelos» que vinieron de Europa dispuestos a trabajar. En el canal Crónica TV, cierta vez titularon algo similar a: «murieron tres personas y cinco bolivianos», un error que, más que error es una horrible muestra de xenofobia. También hay muchos que dejan de lado a personas que tienen alguna discapacidad, a mujeres que tienen hijos o se aprovechan de madres que necesitan trabajar pagándoles sueldos inferiores a lo que pagarían a un varón. En las aulas es un tema que sale día a día, y, no sólo de parte de los chicos. «Señorita, le pido que no siente a mi hijo al lado de Fulanito porque…». Los motivos son varios y las notas de este estilo hacia los docentes son cada vez más frecuentes. ¿Qué hacemos como padres, docentes y catequistas? Insistir permanentemente acerca de la dignidad de las personas, de que todos fuimos creados a imagen de Dios, de lo que significa el amor, la comprensión, la ayuda mutua y la diversidad en sus múltiples formas.

  • ¿En qué situaciones hacemos diferencias entre las personas?

  • ¿Juzgamos a los demás por su aspecto, condición física, nacionalidad, color de piel…?

  • ¿Dejamos de lado a alguien? ¿Por qué?

     

Enviar a sus amigos

 

CURSOS DE FORMACION BIBLICA
El Centro Bíblico para América Latina del CELAM y BuenasNuevas.com
ofrecen una alternativa de Formación Bíblica Pastoral por Internet

 

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, cerca de 100 colegios de Argentina y México y decenas de parroquias en Argentina y varios países de América Latina están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2008