Diálogo
  Cat. en la diversidad
  Didascalia
 Tarjetas digitales
 Foros
 Chat por temas
 Libro de visitas
 Mapa del sitio
 Quiénes somos
  Escríbanos
  




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

  

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia RecursosRevistasLibros 
  Ud está en Revistas / Diálogo...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Diálogo

 

Conozca la sección Catequesis

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a sección Cursos

 

Publicación Bíblica para niños

Jesús Nuestro Amigo
-versión anual-


Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
el Evangelio de cada semana con los niños.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca Jesús Nuestro Amigo

 

Enviar a sus amigos

Editorial
¿Y ahora qué?

por María Inés Casalá

 

Los apóstoles experimentaron a Jesús resucitado pero, después de unos días, él no estuvo más con ellos de la misma forma. ¿Qué iba a pasar a partir de ese momento? Estaban solos. O, por lo menos, esa era la sensación que tenían. La vida cambiaba de rumbo, un punto de inflexión, donde nada sería igual. Ya no podrían preguntarle sus dudas ni andarían por los pueblos con el maestro. Serían perseguidos y asesinados como su Señor.
¿Se podía evadir ese destino? ¿Cómo llenar el vacío que había en su alma? Imagino en ese momento una leve sonrisa de Dios, una mirada hacia los hombres como la que tiene un padre o una madre para sus hijos cuando explicaron algo varias veces algo y los hijos no entienden. Entonces, deciden ayudarlos, darles una mano o un empujoncito para que descubran cómo es lo que tienen que hacer. Y Dios, envió la fuerza de su Espíritu que les permitió comprender aquello que el mismo Jesús les había dicho en innumerables charlas. En ese momento se les abrieron los ojos y su corazón reconoció lo que debían hacer. Vencieron al miedo siendo comunidad, compartiendo, poniendo en común, sintiéndose hermanos unos de otros.
¿Y ahora, más de dos mil años después, qué?
¿Dónde está la fuerza del Espíritu? ¿Seguirá soplando? Personalmente estoy convencida de que el Espíritu sopla. Pero para sentirlo, no podemos estar solos, debemos ser y sentirnos comunidad.
¿Y ahora, qué? En poco tiempo habrá elecciones y sería bueno sentir la fuerza del Espíritu para que nos dé entendimiento y sabiduría para elegir. Pero, sólo lo podremos sentir si en lugar de pensar en nuestro propio beneficio, pensamos en el de la sociedad en su conjunto. Hace poco escuché la publicidad de una revista especializada que anunciaba las mejores propuestas para su sector. Me sorprendió que no dijeran lo mejor para el país o, simplemente, las mejores propuestas. No sé, si en ese caso, fue un defecto de la publicidad, pero muchas veces sólo pensamos en nosotros mismos. La propuesta de Jesús es que pensemos en el bien común.
¿Y ahora, qué? No nos quedemos mirando hacia el cielo, no nos quedemos encerrados en las iglesias o no nos sintamos más perseguidos que en la época de Jesús. Felices si nos persiguen por buscar la justicia, por no callar nuestra voz frente a tantas personas abandonadas y olvidadas por este sistema socioeconómico nefasto que beneficia a unos pocos.
¿Y ahora qué? En un mundo en el cual la gente no tiene un lugar donde sentirse bien, a los que, de corazón, quieren acercarse a la Iglesia, los alejamos de nuestras comunidades por la forma en que viven su sexualidad o por estar casados en segunda unión. ¿Qué nos pasa? Yo siento mucho dolor porque no llego a comprender que, suponiendo que sean pecadores, no puedan recibir a Jesús sacramentado, cuando él mismo, en persona, los abrazó, comió con ellos y, hasta dio la vida por ellos. No es que desconozca o no haya leído las razones que dan los documentos de la Iglesia. En esta pequeña nota, me doy hoy, la licencia de escribir con el corazón, de poner en común lo que muchos cristianos sentimos para no ocultarlo, para poder conversarlo entre todos los que formamos la Iglesia y trabajamos día a día en ella como catequistas, agentes de pastoral, encargados de la música... La voz de aquellos que, sin gran formación teológica, siguen sinceramente al Señor resucitado e intentan día a día adherir a él de corazón con la vida entera.
¿Y ahora, qué? Abramos las puertas de nuestra querida Iglesia para que la fuerza del Espíritu sople y el mundo nos reconozca por la forma en que vivimos.
Que la Vª Conferencia General del Espiscopa-do Latinoamericano y del Caribe (Aparecida, Brasil) con el lema «Discípulos de Jesucristo, para que nuestros pueblos en él, tengan vida», sea para la Iglesia toda, un soplo de aire nuevo donde se atienda a la realidad de nuestros pueblos y se descubra lo que Dios tiene para decirnos.
¿Y ahora, qué? Abramos nuestro corazón para vivir día a día un renovador Pentecostés y que, con la fuerza del Espíritu, podamos renovar el mundo o, al menos, ese pedacito que Dios nos encomendó.
¿Y ahora qué? Si nos esforzamos un poco, sólo un poco, podremos sentir que Jesús sigue caminando junto a nosotros y varias veces al día pasa a nuestro lado.

 

 

 

Enviar a sus amigos

 

 

Publicaciones Bíblicas Semanales

BuenasNuevas le ofrece dos publicaciones bíblicas semanales para orar, reflexionar y estudiar el evangelio de cada domingo.

¡Para que la fuerza transformadora de la Palabra llegue a todos!

Lea los Testimonios de las personas y comunidades de todo el mundo que utilizan nuestras publicaciones bíblicas para animar la Catequesis y Pastoral Bíblica.

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, cerca de 100 colegios de Argentina y México y decenas de parroquias en Argentina y varios países de América Latina están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2007