Diálogo
  Cat. en la diversidad
  Didascalia
 Tarjetas digitales
 Foros
 Chat por temas
 Libro de visitas
 Mapa del sitio
 Quiénes somos
  Escríbanos
  




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

  

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia RecursosRevistasLibros 
  Ud está en Revistas / Diálogo...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Diálogo

 

Conozca la sección Catequesis

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a sección Cursos

 

Publicación Bíblica para niños

Jesús Nuestro Amigo
-versión anual-


Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
el Evangelio de cada semana con los niños.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca Jesús Nuestro Amigo

 

Recursos para la Catequesis
Celebramos la vida de Jesús

por María Inés Casalá

 

El objetivo de esta celebración con niños de jardín o primer ciclo de EGB, es recordar los últimos días de Jesús en la tierra junto a sus amigos y, al mismo tiempo, celebrar su resurrección. No se trata de una representación, sino de compartir lo que se ha ido trabajando en cada grupo. No importa si no se trabaja con todos la totalidad de los temas. Sí es necesario que sepan que van a celebrar la vida de Jesús. 

Antes de la celebración:
Se necesita un títere grande de Jesús o un papá que quiera disfrazarse.

Grupo 1: Con este grupo se profundizará la entrada de Jesús en Jerusalén.
Trabajar el tema con dibujos y fabricando con ellos ramas de olivo en cartulina. Otra posibilidad es pedirle que lleven al jardín una rama de cartulina verde cortada en la familia y en la sala, se decora. Enseñar la canción «Al trotecito» de Ariel Glaser (arielglaser@argentina.com.ar) u otra relacionada con el tema.
Grupo 2: Con este grupo se profundizará la última cena.
Deberán llevar canastitas con pan (Uno grande para cada sala o uno chiquito para cada niño). Enseñar la canción «Qué bien se está aquí», de Carlos Seoane.
Grupo 3: Pescadores. Deben llevar redes hechas con hilos o las bolsas de verdulería.

A cada grupo se le cuenta lo que pasó este día (ver el texto de la representación durante la Celebración) y se enseña la canción que ellos cantarán y los gestos. Enseñar una canción relacionada con la Resurrección. Puede ser «Esa palabrita rara», de Ariel Glaser.

Recordemos que el objetivo no es realizar una representación preparada como si fuera una obra teatral, sino ponernos en clima de oración y que los niños participen a través de gestos y canciones.

Durante la celebración:
Entrada: Recibimos a los niños y a los padres y preguntamos qué hemos venido a celebrar. Encendemos el cirio para recordar que Jesús está en medio nuestro y cantamos una canción relacionada con la luz o una de bienvenida.
Colocamos la Biblia sobre el altar, en un lugar visible porque lo que vamos a escuchar y ver, está escrito en ese libro, vamos a hacer silencio para escuchar lo que Dios quiere decirnos.
Relato:
Hace muchos, muchos años, Jesús recorría los caminos de Jerusalén ayudando a las personas, curándolas, alimentándolas, escuchándolas, compartiendo con ellas la vida. Por eso, cada vez que llegaba a un pueblo, los varones, las mujeres, los grandes y los chicos, salían a su encuentro para verlo, para escucharlo y para estar un ratito con él.
Cierta vez, Jesús llegó a una ciudad muy importante, la más importante de su país, llamada Jeru-salén. Apenas los pobladores se enteraron, salieron a su encuentro con ramas de olivo para saludarlo y recibirlo como un rey. Mientras Jesús pasaba entre ellos, montado en un burrito, lo saludaban agitando las ramas y cantando (Cantar la canción preparada agitando las ramas de olivo).
Jesús entró en Jerusalén y se alojó en la casa de unos amigos. Pasados unos días, se celebraba una fiesta muy importante y quiso reunirse con sus amigos para celebrar con pan, vino y cordero.
Buscaron un salón grande, pusieron la mesa y se sentaron alrededor para compartir la comida. Conversaron, compartieron, y, cuando estaba por terminar la cena, Jesús tomó el pan, lo partió y lo repartió para que lo compartieran y, de esa forma, se acordaran siempre de él. Eso es lo que nosotros seguimos haciendo, partir y compartir el pan para que a nadie le falte (El grupo que preparó las canastitas reparte el pan y cantamos).
Después de cenar Jesús se fue a rezar con algunos de sus amigos y, mientras estaba rezando, aparecieron unos soldados que se lo llevaron prisionero. ¿Saben por qué? Porque a algunas personas les molestaba lo que decía y hacía Jesús, no lo entendían y decidieron matarlo en la cruz. Pero no tenemos que estar tristes, porque Jesús no se quedó en la cruz. Aunque no lo podemos ver, Jesús está vivo en medio nuestro y lo podemos sentir en nuestro corazón.

(Hacer escuchar una melodía suave y sin letra e invitar a los participantes a cerrar los ojos para sentir a Jesús dentro nuestro).

¿Quieren saber cómo sigue esta historia? Presten mucha atención. Los amigos de Jesús estaban muy trsites y no sabían qué hacer, daban vueltas, caminaban, entraban, salían, hasta que se les ocurrió una gran idea: ¡Vamos a pescar! Y, ahí mismo, tomaron sus redes, se subieron al barco y navegaron mar adentro. Durante toda la noche tiraron las redes al agua y las sacaron vacías. Una y otra vez lo mismo. Ya estaban por volverse sin haber pescado cuando, desde la orilla, escucharon unos gritos: «¡Muchachos, muchachos! Tiren nuevamente las redes». Eso hicieron y sacaron tantos peces que la barca casi se hundió. En ese momento reconocieron que el que estaba en la orilla era Jesús. ¡Jesús estaba vivo! ¡Había resucitado! Y había preparado un fueguito para comer unos pescados y unos panes con sus amigos. ¡Qué abrazo se dieron! (Cantamos «Esa palabrita rara»).

Despedida:
Nosotros también estamos contentos porque Jesús está entre nosotros.
No podemos verlo, pero podemos sentirlo en el corazón y acordarnos de él mirando su luz.
Nos despedimos con una canción.

 

 

 

 

Publicaciones Bíblicas Semanales

BuenasNuevas le ofrece dos publicaciones bíblicas semanales para orar, reflexionar y estudiar el evangelio de cada domingo.

¡Para que la fuerza transformadora de la Palabra llegue a todos!

Lea los Testimonios de las personas y comunidades de todo el mundo que utilizan nuestras publicaciones bíblicas para animar la Catequesis y Pastoral Bíblica.

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, cerca de 100 colegios de Argentina y México y decenas de parroquias en Argentina y varios países de América Latina están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2007