Diálogo
  Cat. en la diversidad
  Didascalia
 Tarjetas digitales
 Foros
 Chat por temas
 Libro de visitas
 Mapa del sitio
 Quiénes somos
  Escríbanos
  




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

  

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia RecursosRevistasLibros 
  Ud está en Revistas / Diálogo...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Diálogo

 

Conozca la sección Catequesis

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a sección Cursos

 

Publicación Bíblica para niños

Jesús Nuestro Amigo
-versión anual-


Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
el Evangelio de cada semana con los niños.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca Jesús Nuestro Amigo

 

Editorial
Cuaresma: dejar lo que nos ata

por María Inés Casalá

 

La conversión es una actitud dinámica que dura toda la vida, pero, en este tiempo es bueno replantearse este tema y, como hacía María, hacerlo pasar por el corazón. Más que hablar, hay que llegar a lo más profundo de nuestro ser para desde allí, transformarlo y así, modificar nuestras actitudes. Para ayudarnos en este camino, se puede leer el Evangelio intentando, más que pensarlo, «meternos» en él. Generalmente, cuando uno lee un libro, se imagina el rostro de los personajes, el paisaje, las voces, las posturas, los olores... Por eso, cuando vamos a ver una película, después de leer el libro del cual fue adaptada, nos parece pobre y, salvo escasas excepciones, nos desilucionamos. Este mismo ejercicio de imaginación podríamos hacer al releer la Palabra de Dios.

 

Cierto día, después de reflexionar acerca del texto de Marcos 10, 13-22, recreé el texto haciendo hincapié en las actitudes de Jesús, su postura, sus palabras, su mirada y en lo que yo imaginé después de leerlo.

Escena 1:
Jesús está jugando con los niños sentado en el suelo. Les canta alguna canción que aprendió de su mamá. Los niños la repiten porque es una canción conocida en el país de Jesús. Alrededor suyo estaban los discípulos que miraban la escena con sentimientos diversos y otras personas que se habían enterado de que Jesús estaba ahí y habían ido a verlo y escucharlo.

Escena 2:
Se acerca un joven por detrás de Jesús, se agacha, le toca el hombro y le habla.  Su actitud parece sincera, está conmovido, no es un fariseo -por eso lo llama Maestro-, y le pregunta:
–Maestro bueno, qué obras buenas debo hacer para ganar la vida eterna.

Escena 3:
Jesús se pone de pié mientras se despide de los niños y se los entrega a sus madres. Al mismo tiempo, sin mirar todavía a quién le había hablado, le contesta: –¿Por qué me preguntas lo que es bueno? Debes cumplir los mandamientos.
Jesús parece sorprendido por la pregunta del joven, la mayoría de las personas conocían la respuesta.

Escena 4:
Jesús se da vuelta, mira con amor al joven, le coloca una mano sobre el hombro y le dice lo que espera de él: «Dejá todo y seguime».
Los dos se miran a los ojos. Silencio. El joven baja la mirada, retira la mano de Jesús de su hombro, retrocede unos pasos hacia atrás mirando a Jesús que lo mira, pero, sin sostenerle la mirada. Los apóstoles habían dejado de hablar entre ellos y contemplaban la escena. Momento de tensión. ¿Qué haría Jesús?
Nada, Jesús no hace nada. El joven se da media vuelta y se va, tropezándose con las piedras del camino.

Escena 5:
Los apóstoles rodean a Jesús. Ya lo conocen y saben que algo les va a decir porque Jesús hubiera deseado que el joven se quedara con ellos. Jesús habla de la dificultad de los ricos para entrar al Reino de los cielos.

Escena 6:
Los apóstoles se sorprenden, algunos se enojan, hablan entre ellos.
–Y nosotros que dejamos todo para seguirte, ¿tampoco podremos entrar?
–Muchachos, ¡nada es imposible para Dios! ¡Todavía no se dieron cuenta! Vamos a comer que tengo hambre. Judas, ¿alcanzará el dinero para un vinito?

Este es un ejemplo de cómo podemos «meternos» en el texto y sentirnos parte de él.

Evidentemente,  muchas de las cosas pertenecen a mi imaginación. La invitación es a sentirse por unos instantes como los niños que escuchan una canción cantada por Dios mismo y reciben su abrazo.

Como el joven que tiene toda la intención de convertirse pero, después no puede realizar lo que quería.
Preguntarse qué cosas no queremos dejar, qué nos ata, qué sentimientos nos atrapan y no nos dejan amar.

Cuáles son las piedras del camino que nos hacen tropezar. Qué cosas todavía no entendemos de Jesús; de lo que nos pide, de lo que sucede en nuestra vida y en el mundo. Pensar en la necesidad de seguir meditando día a día la Palabra de Dios pidiéndole que nos dé un corazón nuevo para entenderlo. También pensemos en Jesús que disfrutaba de la fiesta. A pesar de lo que ocurría, era capaz de pasar un buen momento rodeado de los que quería. Reflexionemos acerca de la necesidad de celebrar la vida, lo que Dios nos ha regalado.

Pidamos, en este tiempo de Cuaresma, un corazón nuevo, como el de Jesús, capaz de amar hasta al que nos da la espalda.

 

 

 

 

Publicaciones Bíblicas Semanales

BuenasNuevas le ofrece dos publicaciones bíblicas semanales para orar, reflexionar y estudiar el evangelio de cada domingo.

¡Para que la fuerza transformadora de la Palabra llegue a todos!

Lea los Testimonios de las personas y comunidades de todo el mundo que utilizan nuestras publicaciones bíblicas para animar la Catequesis y Pastoral Bíblica.

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, cerca de 100 colegios de Argentina y México y decenas de parroquias en Argentina y varios países de América Latina están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2007