Diálogo
  Cat. en la diversidad
  Didascalia
 Tarjetas digitales
 Foros
 Chat por temas
 Libro de visitas
 Mapa del sitio
 Quiénes somos
  Escríbanos
  




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

  

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia RecursosRevistasLibros 
  Ud está en Revistas / Diálogo...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Diálogo

 

Conozca la sección Catequesis

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a sección Cursos

 

Publicación Bíblica para niños

Jesús Nuestro Amigo
-versión anual-


Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
el Evangelio de cada semana con los niños.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca Jesús Nuestro Amigo

 

El cuento en la Catequesis
Sin esperar recompensa

por María Inés Casalá

 

Isabel, por las mañanas, trabajaba en la portería de un colegio. A la una, cuando terminaba su horario, salía corriendo para tomar el colectivo que pasaba por la esquina y la llevaba hasta el hipermercado donde era cajera desde las 14 hasta las 22. A las 14 ya tenía que haber comido y estar vestida con el uniforme. Por eso, se llevaba, en un recipiente hermético, algo para comer en el vestuario mientras se ponía el uniforme.
No era la única que entraba a esa hora, y siempre se encontraban varias chicas alrededor de la mesa.
Cada una con su recipiente y su comida. Sin embargo, a Isabel le habían enseñado que tenía que compartir. Desde muy chiquita, en la parroquia, habían conversado acerca de esto, y en su casa, sus padres siempre habían ayudado a los vecinos y familiares.
Por eso, cada vez que se sentaba a la mesa y abría su recipiente, Isabel, espontáneamente, ofrecía parte de su comida a las demás. Llevaba un cuchillo y partía un pedazo de su sánguche o de su tortilla a las que tenían menos o no habían llevado la vianda.
Cierta noche, Isabel llegó a su casa y se dio cuenta de que su hermano había usado, para hacer un guiso, las papas con las cuales ella iba a preparar la comida para el día siguiente. Ya era tarde y todo estaba cerrado.
Isabel decidió llevarse unas galletitas de agua en una bolsita y un saquito de mate cocido. Al día siguiente, al mediodía, preparó el mate cocido, se sentó en la mesa a comer las galletitas, y le ofreció a sus compañeras.
Una de ellas aceptó porque se había olvidado el pan y estaba comiendo fiambre. En ese momento Isabel comenzó a sentir una extraña sensación.
Sus compañeras estaban viendo que no había llevado comida y parecía que a nadie le importaba. Todas comían sin ofrecerle. Isabel pensó que era raro ya que ella siempre compartía. Al mismo tiempo, se sintió mal por pensarlo, porque nunca había compartido esperando que se lo devolvieran.
El domingo siguiente en la misa, se encontró con la catequista que la había preparado para su primera comunión y le contó lo que le había pasado.
–Jesús dice que debemos hacer el bien sin esperar nada a cambio, y esto es lo que vos hiciste. Ahora, no podemos impedir sentirnos mal cuando los otros actúan de otra forma. Lo importante es que vos no cambies tus actitudes por más que las de los otros sean diferentes.
Isabel se sintió mejor, y esa noche preparó un bizcochuelo para llevar al día siguiente.
–¿Festejamos algo?, preguntaron sus compañeras.
–No, simplemente me dieron ganas de traer esto para compartirlo con ustedes.

(Cuento publicado en la Hojita del Domingo 2004, Ed. San Pablo)

 

Para reflexionar el cuento

No es sencillo comprender que nuestros actos no deben depender de lo que hacen los otros. Cada uno sebe estar convencido de lo que hace y actuar en consecuencia. Sin embargo, no podemos evitar sentirnos mal cuando no reconocen algo bueno que hicimos o el otro actúa de forma diferente. Lo que sí debemos evitar es que esos sentimientos nos dominen y nos hagan hacer algo que no queremos hacer.
Por eso es necesario conversar acerca de qué es lo que nos moviliza para actuar de una determinada forma y si lo hacemos esperando que nos reconozcan o agradezcan lo que hacemos.
• ¿Por qué compartimos?
• ¿Qué sentimos cuando compartimos?
• ¿Nos pasó algo parecido a lo de Isabel?
• ¿Cómo lo relacionamos con el texto de Lc 6,27-38?

 

 

 

Publicaciones Bíblicas Semanales

BuenasNuevas le ofrece dos publicaciones bíblicas semanales para orar, reflexionar y estudiar el evangelio de cada domingo.

¡Para que la fuerza transformadora de la Palabra llegue a todos!

Lea los Testimonios de las personas y comunidades de todo el mundo que utilizan nuestras publicaciones bíblicas para animar la Catequesis y Pastoral Bíblica.

 

 

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, cerca de 100 colegios de Argentina y México y decenas de parroquias en Argentina y varios países de América Latina están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2007