Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Espiritualidad / Oraciones...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta oración

 

Ver la próxima oración

 

Conozca la sección Oraciones para niños

 

Comentarios
y sugerencias

 

 

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a la sección de Cursos

 

 
Tiempo de gestación
(oración para la dulce espera)

 

En tus manos, Padre Bueno,
te confío mis anhelos,
mis proyectos y mis sueños.

Los nombres que ya he pensado,
las caricias que voy guardando,
las fuerzas que a veces me faltan,
el cansancio de algunas noches,
la felicidad serena de muchos días,
las dudas y los miedos
que me acompañan,
la confianza y la fe
que me dan aliento.

El tibio pulso de la vida
que llevo dentro,
crece conmigo
y me llena de alegría.
Compañía inseparable
de tu presencia,
fruto de un amor sincero
acrisolado en tu voluntad fecunda,
presencia del misterio divino
en el encuentro profundo
del amor humano.

Compañía…
que da sentido a la existencia.
Sorpresa…
que altera el ritmo de la vida.
Proyecto…
que se multiplica para adelante.
Misterio…
que crece y me colma día a día.
¿Sabes? Pienso en María,
y esos largos
nueve meses de silencio,
y tomo fuerzas, en ella,
madre buena,
para seguir adelante con alegría,
entusiasmo y entrega generosa.

Tiempo de gestación.
larga estación de esperanza,
anhelo palpitante del encuentro,
confiada espera
en el Señor que da la vida.

En tus manos, Padre Bueno,
me confío esperanzada.
Tú conoces mi voz,
mi sentir y mi silencio.
Tú sabes lo que te pido
sin que murmure palabra.
Tú, que conoces
el corazón de cada persona,
busca en el mío y encuentra
mi espera de madre que te llama
y te pide,
con sencillez y esperanza,
por la llamita de vida
que alojas en mí.
Por ella o por él te pido, Señor,
te doy gracias, y me entrego, confiada,
en tus manos de Padre.

 

Marcelo A. Murúa

 

Suscribase en forma gratuita a BuenasNuevas y reciba todas las semanas una nueva oración.

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, cerca de 100 colegios de Argentina y México y decenas de parroquias en Argentina y varios países de América Latina están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2004