Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Espiritualidad / Oraciones...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta oración

 

Ver la próxima oración

 

 

Conozca la sección Oraciones para niños

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

 

 
El camino de la solidaridad

 

Jesús
maestro bueno,
enseñame el camino
para vivir solidariamente.

Ayudame a convertir
mi corazón duro
en un corazón sensible
y cercano a los que sufren.
Enseñame a ver
el dolor, el sufrimiento,
y las necesidades de los demás.

Dame la sencillez necesaria
para conmoverme
frente al prójimo
y acudir en su ayuda.
Que no sea mezquino
en mi entrega,
que aprenda a dar
todo lo que tengo:
mis cosas, mi tiempo, mi esfuerzo,
mi vida entera
para que otros vivan más y mejor.

Ayudame a tener compasión.
que no es lástima,
sino solidaridad activa
y compromiso con el otro.
Sentir con el otro,
padecer con él,
movilizarse desde adentro
para ir a su encuentro.
Dejar los propios intereses,
para atender lo de los otros.

Aprender a dar,
antes que pedir y que recibir.

Enseñame a ser solidario.
A vivir el amor de verdad
y a construir la justicia
y el Reino.
Enseñame a compartir
todo lo que tengo.
Ayudame a liberarme
de todo lo que me ata
y me impide ser generoso
con los demás.
Ayudame a dedicar tiempo
a atender a los que sufren
y a los que necesitan.
Enseñanme a descubrir tu rostro
en el que pasa hambre,
o sufre sed o frío,
o está desnudo,
enfermo o en la cárcel.
Enseñame a verte
en los despojados
que viven al lado del camino
en nuestra sociedad de hoy.

 

 

 

 

En los enfermos,
en los que tienen sida,
en los que se drogan,
en los chicos de la calle,
en los ancianos que están solos,
en los que no tienen trabajo,
en los excluidos
por nuestra injusta sociedad.
Enseñame a ser solidario
compartiendo lo que tengo,
que no es mío sino regalo
y don tuyo.

Jesús
ayudame a vivr
como el samaritano
de la parábola,
que fue capaz de ver al otro,
conmoverse,
dejar su camino,
atender al despojado,
cuidar su restablecimiento,
ayudarlo a tener vida plena.
Muestrame el camino
y dame las fuerzas para seguirlo.
Que mi fe
pase por las obras concretas.
Que no que quede en palabras.

Jesús,
vos que viviste solidariamente
y practicando la justicia
ayudame a seguir tus pasos
y ser tu discípulo
por el camino
de la solidaridad activa
y el compromiso
con la vida de los demás.

Marcelo A. Murúa

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002