Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Espiritualidad / Oraciones...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta oración

 

Ver la próxima oración

 

 

Conozca la sección Oraciones para niños

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

 

 
Renacer a la esperanza

 

Tiempo de Adviento,
llega la Navidad,
Nace un niño,
pequeño, frágil,
envuelto en pañales, y recostado
en un pesebre humilde.
Es Jesús, el Dios de la Vida,
que se ha acercado
y ha puesto su tienda
a nuestro lado.

Dios ha bajado;
para encontrarlo
ya no hay que mirar para arriba
sino al lado, en el hermano.

Dios compañero,
que camina con nosotros,
y comparte nuestras angustias,
no nos deja abandonados.

Dios que se acerca,
que sale al encuentro,
que se pone al descubierto
y nos convoca al pesebre,
a contemplarlo
y aprender a reconocerlo
y a encontrarlo.
¡No te equivoques
dónde buscarlo!

Dios hecho signo
y señal de la esperanza.
Vida Nueva.
Proyecto compartido.
Alegría para todo el pueblo.

Jesús, que naces en el pesebre
y nos invitas a seguirte.
Afirma nuestra esperanza.
Danos tu aliento.
Renueva nuestras fuerzas.
Danos alegría y fuerzas
para ofrecer a los demás.

 

 

Jesús,
que naces entre nosotros.
Tu pueblo está sufriendo.
Falta el pan, falta el trabajo,
hay desaliento y cansancio,
hay bronca acumulada
por los abusos y la injusticia.
Ayúdanos a plantar
semillas de cambio.
Que el esfuerzo
por un mundo nuevo
no sea en vano.
Danos la fe inmensa de María
y fortaleza para el camino.

Que tu presencia siempre nueva
en esta Navidad que se acerca,
nos transforme desde adentro.
Que en nuestra vida
no cerremos los ojos
a la estrella de Belén
que nos señala el rumbo
a una sociedad nueva
y a una vida distinta para todos.

Jesús-niño en el pesebre
anima nuestra esperanza
y fortalece
nuestra entrega para lograrla.

 

Marcelo A. Murúa

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002