Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Espiritualidad / Oraciones...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta oración

 

Ver la próxima oración

 

 

Conozca la sección Oraciones para niños

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

 

 
Vivir en la caridad

 

"El fruto del Espíritu es caridad, alegría, paz, comprensión de los demás, generosidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio de sí mismo."
Gál. 5, 22-23

 

Jesús, maestro bueno,
queremos seguir
tus pasos,
DÁNOS TU ESPIRITU
para caminar junto a tí
hacia el Reino del Padre,
para anunciar con la vida
la Buena Nueva
y construir
con nuestra entrega
un mundo nuevo,
más hermano,
más solidario,
más en paz.
Queremos vivir en el amor
como vos nos enseñaste,
dando tu vida por todos,
entregando tu tiempo,
tus esfuerzos y tus anhelos
para transmitir
el mensaje de Dios:
darnos la posibilidad
de una vida diferente,
de un mundo distinto,
de una humanidad nueva.
Nos mostraste
con tu ejemplo
lo que es vivir animado
por el Espíritu, dando
frutos de obras buenas,
con el corazón
abierto a todos,
enseñando a amar,
a vivir en la caridad.
Jesús, maestro bueno,
DANOS TU ESPIRITU
para enseñarnos a vivir
en la caridad.

Prepara nuestras voces
para clamar
por los que sufren.
Danos palabras valientes
para denunciar
lo que se opone
a tu plan de vida.
anunciando la verdad,
invitando al encuentro,
al cambio, a la justicia.
Dános
un corazón comprensivo.
Así como tú nos esperas
y nos das tiempo,
que seamos pacientes
con los que nos rodean.
Que aprendamos
la sabiduría
de tus tiempos.
Ayúdanos a utilizar,
con los otros,
la misma vara, generosa,
que tú empleas
con nosotros.
Dános
un corazón fuerte,
para seguir tus caminos.
Que no bajemos lo brazos,
ni que las caídas
nos desanimen.
Que aprendamos
de los errores
y descubramos que
después de toda noche,
la luz brota al amanecer.
DANOS TU ESPIRITU,
envía tu aliento de vida.


Dános
un corazón compasivo,
Prepara nuestras voces
para ser eco de tu palabra,
llamando a la conversión,
que aprenda a sufrir
con los demás,
a acompañar a todos,
que descubra
las necesidades;
un corazón
rico en misericordia,
a semejanza del Padre,
capaz de sentir propios
el dolor y las penurias
de los que nos rodean.
Danos
un corazón generoso,
capaz de acudir al servicio
de todo el que necesita,
capaz de movilizarse
al encuentro
del que está solo
o abandonado,
o excluído y relegado.
Dános
un corazón abierto,
que sepamos perdonar
y aceptar el perdón.
Que superemos rencores,
divisiones, desencuentros,
para construir la armonía,
la fraternidad compartida,
el sueño por el cual
tantos dieron la vida;
un mundo de hermanos,
en paz.

Ayúdanos a amplificar
el grito del desocupado,
de los sin tierra,
de los que no tienen
vivienda, educación,
o salud digna.
Renuévanos
desde adentro,
convirtiéndonos
al hombre nuevo,
siguiendo tus huellas,
guiados por Aquel
que nos anima,
que nos acompaña
y nos enseña
a vivir en la caridad
que es el amor
que nos transmitió tu vida.

Espíritu de Jesús,
escucha nuestra oración,
acompáñanos de cerca,
enséñanos a vivir
en la caridad.

 

Marcelo A. Murúa

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002