Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Espiritualidad / Oraciones...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta oración

 

Ver la próxima oración

 

 

Conozca la sección Oraciones para niños

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

 

 
Libertad

 

Me hablan de libertad
en un mundo que es esclavo,
porque al poder y al dinero
sus destinos vive atado.
Me hablan de ser más libre
entre hombres que olvidaron:
"no somos patrones señores,
nacimos pa' ser hermanos!"

Esperanza de un buen cambio
en muchos ha despertado,
mas ¿dónde encontrar modelos?
los hombres nos preguntamos.
Yo te propongo mi amigo
seguir a quien he encontrado.

Jesús el liberador,
hombre libre y liberado.
Aquel que no tuvo miedo
de enfrentar al más pintado.
Aquel que dió hasta la vida
y, por haberla entregado,
un camino verdadero
con su vida a señalado.

Sólo puede liberar
quien todo se ha despojado,
quien en las manos del Padre
solamente se ha confiado.
Quien no vive de ataduras,
quien del yugo se ha librado.
Ese es el hombre libre,
ése el hombre liberado:
Jesús, el liberador,
a él, "Señor" lo llamamos.
Fuente de la libertad
arroyo donde abrevamos
ejemplo para imitar
los que seguimos sus pasos.
Jesús, el que nos enseña:
la libertad y el amor
no son para hacer discursos,
son para practicarlos.

 

Libertad, paz y justicia
no pueden ser separados
yo no puedo ser más libre
si a uno de mis hermanos
en la vida de acá abajo
le tocó el papel de esclavo.
Mi libertad no es ajena
de lo que pasa a mi lado.

Nadie puede liberar
si no ha experimentado
el silencioso camino
de librarse de lo malo
o egoísta que carcome
las ganas de ser solidario.
En libertad se circula
por calles de doble mano
mi libertad y la del otro
son moneda de ambos lados.

Yo no puedo ser más libre
si doy vuelta y al costado
la miseria y la pobreza
continúan sus estragos.
Mi libertad se construye
con la dignidad de mi hermano.
La libertad no es neutral
sino camino obligado
por construir hoy un mundo
más solidario y humano.
La libertad es desafío
y entrega para lograrlo.

Señor, yo quiero ser libre,
por eso soy más hermano.
Para la libertad vivo y sueño;
para la libertad lucho y canto;
para la libertad: mi vida
y mi compromiso diario.

Libertad, Justicia y Paz
la utopía del cristiano.

Marcelo A. Murúa

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002