Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Catequesis / Jóvenes / Emaús...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabar la presentación, esquema y etapas.

Emaús

Si no conoce cómo manejar archivos pdf haga click en Ayuda

 

Conocer la sección Oraciones

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

 

Emaús - Itinerario Catequístico para comunidades juveniles

por Pablo Garegnani

Presentación
Hace un tiempo me hacía cargo de la asesoría de un grupo de jóvenes que recién se iniciaba. Junto con el párroco y el animador nos planteamos la necesidad de proponerles a los jóvenes recorrer un itinerario formativo. Así comenzó a delinearse "Emaús", una catequesis para jóvenes que permitiera acompañar la vida de un grupo desde su nacimiento hasta la maduración de su compromiso con Cristo y la Iglesia.

Tomamos como base para desarrollar el proyecto el documento "Civilización del amor. Tarea y esperanza" del Secretariado de la juventud del CELAM. De manera particular el capítulo que habla de las etapas en la formación y evolución de un grupo juvenil.

Todo grupo humano, al igual que la persona, tiene un Nacimiento a partir del cual comienza a dar sus primeros pasos. Así, el grupo inicia el período de la Primera Infancia donde comienza a sentar las bases de la experiencia comunitaria: gustan estar juntos para compartir sus vivencias a la vez que van descubriendo que pueden compartir una tarea o apostolado; cuando comienzan a tomar conciencia que son un grupo ha llegado el tiempo de la Adolescencia: tiempo de crecimiento y también de dudas; la superación de esas dudas indica el paso a la Juventud: los compromisos son asumidos con mayor responsabilidad logrando cierta independencia del animador y teniendo ya en claro el sentido y perfil del grupo; la madurez en la experiencia comunitaria y la necesidad de ser multiplicadores nos hablan que el grupo ha alcanzado la Adultez. Esta necesidad de multiplicarse hace que los miembros del grupo sientan que la vida del grupo no es para siempre, que es preciso morir para dar Vida nueva: ya no es el grupo el que asume un compromiso, es cada joven que siente el impulso de ser "sal de la tierra" allí donde Dios lo convoque para hacer el bien: algunos forman nuevos grupos asumiendo el rol de animadores, otros se insertan en la catequesis, la promoción social, la vida misionera, y otros, manteniendo el vínculo con su comunidad, sirven desde estructuras de organización y servicio: sindicatos, juventudes políticas, sociedades de fomento, etc.

A lo largo de la vida del grupo, se van dando las etapas del proceso de educación en la fe. Estas son tres. Comienza con la nucleación, es decir, la convocatoria a los jóvenes a integrarse en la comunidad como grupo juvenil. No se trata simplemente de la invitación, sino de un tiempo que concluye con el afianzamiento y mínimo conocimiento de los integrantes del grupo.

Es muy importante que la propuesta cursada a los jóvenes sea muy clara y eclesial: no es una persona la que invita, es una comunidad de fe que llama y se compromete en el seguimiento de este nuevo grupo de hermanos que se integra a la vida eclesial.

A esta etapa sigue la Iniciación: es el tiempo que prepara a los jóvenes en la maduración del compromiso que se dará durante la militancia. Es un tiempo de desarrollo que varía según las características de cada grupo y en donde la educación en la fe se realiza desde cinco dimensiones: la relación del joven consigo mismo, con el grupo, con la sociedad, con Jesucristo y con la Iglesia.

El paso a la Militancia se hará, más que a nivel grupal, personal. Cada joven responderá al llamado que Dios le haga para servir a los hermanos desde otro lugar con un sólido compromiso de fe. Este tiempo coincide con el fin de la adolescencia: la elección de la carrera y una profunda reflexión en orden a su vocación caracterizan este momento.

El Proyecto Emaús tiende a ofrecer a los jóvenes un itinerario a recorrer para arribar justamente a este momento: a una militancia buscada, pensada, elaborada y orada.

Características del proyecto

En cada encuentro:

- se propondrá una lectura bíblica que se meditará a modo de "Lectio divina". Algunos opinarán que iniciar un proceso de educación en la fe proponiendo a los jóvenes este tipo de lectura es arduo y difícil. Pero la experiencia demuestra que a los jóvenes les gusta mucho leer las Escrituras si saben encontrar en ella una relación con su propia experiencia vital. El animador ha de estar muy atento a esto, acompañando, de manera especial en los primeros encuentros a cada joven para que aprendan a "tomar el gusto" de la lectura y reflexión de la Palabra de Dios.

- se entregará la hoja que llamamos "Carta" o "Aporte". Como se encuentran numeradas, éstas les servirán a los participantes de ayuda memoria en la revisión de su experiencia comunitaria.

- se insistirá que las respuestas a los cuestionarios o trabajos propuestos en cada encuentro sean por escrito, no para "controlar la tarea" sino para ayudar a los jóvenes a agudizar sus respuestas, comprometerlos con lo que han escrito....

- el aporte del catequista, generalmente, es posterior al plenario de conclusiones en torno al texto bíblico. Para cada encuentro se presentará un cúmulo de ideas que habrá que desarrollar, incrementar, mejorar, etc. Es importante tener en cuenta que, según las respuestas dadas por el grupo tal vez no sea necesario un largo aporte, sino más bien, reafirmar lo expresado por los jóvenes.

No está de más agregar que lo propuesto está dado en orden a una realidad concreta. Cada animador deberá adaptar cada encuentro según la situación vital de la comunidad de jóvenes.

Esperamos que este sencillo aporte sea de utilidad para acompañar a los jóvenes al encuentro con el Dios vivo y verdadero.

Esquema y etapas

El Itinerario está planteado en tres etapas de quince encuentros cada una. A su vez, cada etapa se subdivide en tres partes de cinco encuentros. Cada encuentro se presenta con un título y un subtítulo que designa el tema a desarrollar.

PRIMERA ETAPA: DESCUBRIMIENTO DE SÍ MISMO Y DE LOS DEMÁS.

Parte I:
Iniciación en la vida comunitaria

1. Iba con ellos.
Iniciación del proceso de educación en la fe.

2. Y tú y yo.
La individualidad frente a la comunidad.

3. En comunidad.
La vivencia de la fe en orden a la comunidad.

4. Un solo Cuerpo.
Unidad y diversidad en el Espíritu.

5. Con los ojos de la fe.
Aprendemos a mirar con los ojos de la fe.

Parte II:
Proyecto de vida

6. Escalera al cielo.
Nuestra historia y la meta final.

7. Me miro a los ojos.
El reconocimiento de nuestras
limitaciones.

8. Curriculum vitae.
El reconocimiento de los valores
y dones recibidos de Dios.

9. Ser o hacer.
Vocación y profesión.

10. Santos y amigos.
La vocación del bautizado.

Parte III:
El encuentro humano

11. Al encuentro de los hombres.
El hombre, imagen de Dios.

12. Iguales y distintos.
Acogida vs. Discriminación.

13. Ser jóvenes hoy.
Evangelizar la cultura juvenil.

14. Brillando en la oscuridad.
El don de la amistad.

15. Mucho más que dos...
La alegría del noviazgo.

 

SEGUNDA ETAPA: APRENDER A MIRAR LA REALIDAD A LA LUZ DEL EVANGELIO

Parte I:
La Palabra de Dios, viva y eficaz

1. Nos habla al corazón.
La Palabra de Dios en nuestras vidas I.

2. Ecos de tu voz.
La Palabra de Dios en nuestras vidas II.

3. Les revelará todas las cosas.
El Espíritu que asiste y vivifica a la Iglesia.

4. Madre y Maestra.
El Magisterio de la Iglesia.

5. Las guardaba en su corazón.
El ejemplo de María.

Parte II:
La Cultura de la vida

6. El Evangelio de la Vida I
Cultura de la vida y cultura de la muerte.

7. El Evangelio de la Vida II
La manipulación genética.

8. El Evangelio de la Vida III
La problemática del aborto.

9. El Evangelio de la Vida IV
El drama de la eutanasia.

10. Dar la vida
Una respuesta a la cultura de la muerte: la donación de órganos.

Parte III:
Doctrina social de la Iglesia

11. Voz de Dios, voz del pueblo.
La Doctrina Social de la Iglesia.

12. Él asumió nuestra condición.
La defensa de los derechos humanos.

13. Un poco de amor.
El camino de la solidaridad.

14. Escuché el clamor de mi pueblo.
Desarrollo y pobreza.

15. Una Patria de hermanos.
Proyecto de país.

 

TERCERA ETAPA: ELECCIÓN Y COMPROMISO.

Parte I:
Catequesis vocacional

1. Una sola carne.
La vida matrimonial.

2. Sacerdote para siempre.
El sacerdocio.

3. Al servicio del Reino.
La vida en una comunidad religiosa.

4. Alma misionera.
El mandato misionero.

5. Santuario del Amor.
El don de la Familia.

Parte II:
Estilo de vida y diálogo con el mundo

6. El estilo de vida de Jesús.
Las Bienaventuranzas.

7. Elegir una carrera.
Ser santos desde la profesión.

8. Fides et Ratio I
Diálogo fe-cultura.

9. Fides et Ratio II
Diálogo fe-ciencia.

10. Ora et labora
Diálogo con el mundo del trabajo

Parte III:
Estilo de vida y presencia comprometida.

11. Ahora me toca a mí.
El compromiso personal.

12. No los dejaré solos
El cristiano ante el dolor.

13. Alégrense en el Señor.
La felicidad.

14. Maranatha.
Al encuentro del Señor.

15. Veo un cielo nuevo.
La vida eterna.

 

Todos los archivos de Emaús se ofrecen en formato pdf,
que mantiene el diseño original y asegura una excelente calidad de impresión.

Puede grabar la presentación y el esquema de temas y etapas haciendo click
en el link correspondiente ubicado en la columna de la izquierda

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2005