Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Catequesis / Espiritualidad del Catequista ...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el artículo anterior de
Espiritualidad del Catequista

 

Conozca nuestros Cursos para Catequistas a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Publicaciones
para
Lectura Orante
de la Biblia


Conozca nuestras publicaciones semanales para hacer lectura orante del evangelio de cada domingo.

Para Adultos y Para Niños.

Ideal para Catequistas, Parroquias, Colegios, Familias.

Conocer Publicaciones

 

Enviar a sus amigos

El Catequista,
buscador, servidor y testigo de la Palabra (3ra. Parte)

por Marcelo A. Murúa

 

Ser catequista es descubrir el llamado urgente a anunciar la Palabra de Dios y aser testigo ante los hombres de su mensaje, de su amor y de su Reino. Somos catequista para brindar a los demás lo mucho que hemos descubierto: la fuerza renovadora del Espíritu en nuestra propia vida, la presencia deJesús que camina a nuestro lado, el amor compasivo y fiel del Padre Bueno que nos acompaña siempre.
El catequista está llamado a transmitir el Evangelio con su testimonio de vida: con sus actos, su palabra y su vida toda.

Ser catequista, vocación de ser testigo de la Palabra.

La vocación catequística nos impulsa a la misión. Y la misión de los cristianos es principalmente testimonio de vida, entrega generosa al proyecto de Dios para vivirlo y anunciarlo.
El testimonio comienza con la donación de la propia vida, como nos lo muestra nuestra madre en la fe, la virgen María. Ella traza con su vida los pasos que debemos seguir y contuinuar para ser fieles transmisores de la Buena Noticia de Jesús. La vida está para ofrecerla por a mor al servicio de los demás. Trabajando por el bien de los otros estamos anunciando la presencia real y viva de Dios entre nosotros. Esta presencia es fruto del Espíritu y trae consigo la alegría, el sentido de la vida, la fiesta y la paz.

"Por entonces, María tomó su decisión y se fue, sin mas demora, a una ciudad ubicada en los cerros de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Al oir Isabel su saludo, el niño dio saltos en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo y exclamó en alta voz: '¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de alegría en mis entrañas. "

Lc. 1, 39-44

El catequista que vive el Evangelio enseña a los demás, con su vida, qué significa buscar a Dios (estar abierto a su Palabra) y servir a la construcción del Reino (actitud de servicio a la Palabra). El testimonio es el fruto de una actitud sincera de apaertura, búsqueda, entrega y disponibilidad al plan de Dios. Estar disponible a la Palabra se traduce en hechos concretos. Como catequista es vital que los demás vean en mi vida lo que predico con mis palabras.

• El catequista...un artesano de la coherencia.

Muchas veces los cristianos hablamos mucho y hacemos poco. La catequesis es el espacio para desarrollar una actitud coherente entre lo que se cree y lo que se practica. Es una tarea fundamental del crecimiento en la fe, poder ir integrando nuestra vida concreta con o que pensamos y creemos. Ser coherente es ser transparente, predicar y anunciar con lo que hacemos. Nuestra vida debe ser un espejo de nuestro interior. Si el Espíritu habita en nosotros y conduce nuestros actos podremos ser verdaderos testigos del Señor y de sus enseñanzas.

• Testigo de la Palabra, para anunciar con palabras de vida nueva

Dar testimonio significa anunciar con palabras lo que creemos. Como catequistas la Palabra de Dios debe ocupar un lugar sentral en nuestro anuncio y en nuestra tarea catequística. Urge transmitir las enseñanzas de Jesús y su mensaje. La lectura y reflexión dotiadiana de la palabra de Dios va forjando en nuestro interior los sentimientos, la manera de pensar, la forma de creer de Jesús. Para anunciar sus palabras debemos conocerlas, y esto sólo se logra con un contacto asiduo con la Biblia. Ser testigo de la Palabra es enseñar a usar la Biblia, a recurrir a ella, a conocerla y a vivir con ella como norma y modelo de vida.

• Testigo de la Palabra, para anunciar con actos de vida nueva

Se enseña con el ejemplo hemos escuchado muchas veces. También en la catequesis. La práctica concreta de lo que decimos es la garantía de que nuestro testimonio es verdadero. El Señor nos enseño: "los reconocerán en el amor que se tengan unos a otros". El amor es algo vital, produce frutos de alegría, generosidad, paz. Si somos testigos de la Palabra de Jesús debemos amar como El amó, con sus prioridades, recorriendo el camino que El nos mostró, actualizando su mensaje en la vida que a cada uno le toca vivir, sin dejar rincones donde no ilumine la luz del Evangelio. La Palabra es fuente de vida nueva, es semilla del Reino, para dar fruto necesita ser tierra fértil, personas dispuestas, de corazón abierto y que vivan los valores del Evangelio.

• Testigo de la Palabra, para anunciar con actitudes de vida nueva

Las actitudes personales muestran los valores que tenemos. Son un espejo de lo que existe en nuestro interior. Nadie da lo que no tiene, y para dar amor, esperanza y fe, hace falta vivir en el amor, la esperana y la fe. Como catequistas estamos llamados a colaborar para que los valores de Jesús echen raíces fuertes y den fruto en la vida de nuestros catequizandos. La vivencia personal y comunitaria deactitudes nuevas, donde la fraternidad, la verdad, la honestidad, la solidaridad, la justicia, sean la norma de vida y no las excepciones, es el mejor testimonio que podemos dar a los demás.

Ser catequista es ser testigo de la Palabra como María, para anunciar a Jesús y transmitir la alegría del Reino.

Madre,enséñanos a ser fieles testifgos,
ayúdanos a vivir lo que enseñamos,
ayúdanos a ser coherentes,
a vivir con transparencia
y a transmitir la fuerza viva de la Palabra de Dios.

 

 

Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, más de 100 colegios de Argentina, 40 de México y decenas de parroquias en Argentina, América Latina, España y comunidades hispanas de USA están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2008