Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Catequesis / Espiritualidad del Catequista ...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el artículo anterior de
Espiritualidad del Catequista

 

Conozca nuestros Cursos para Catequistas a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

 

Catequistas,
Llamados por Jesús para estar con El,
llamados por Jesús para estar con los demás.

por Marcelo A. Murúa

 

Elección y llamado, iniciativa y gratuidad de Dios

 

"Después subió a la montaña y llamó a su lado a los que quiso. Ellos fueron hacia él, y Jesús instituyó a doce para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar..."

Marcos 3, 13-14

 

La iniciativa del discipulado nace de Jesús. El es quien llama y convoca al seguimiento y a la misión compartida (con él).

El texto tiene una secuencia interesante:

 

"Después subió a la montaña…"

"Subir a la montaña", "retirarse de madrugada", "salir a un lugar solitario"… son sinónimos, en los evangelios, de la vida de oración de Jesús. Cada vez que tiene que tomar una decisión importante para su vida Jesús se retira a orar al Padre. Los evangelios sinópticos coinciden en señalar, al comienzo de la vida pública de Jesús, su ida al desierto, "por iniciativa del Espíritu" (los textos dicen "lo guió", "lo condujo", y hasta el provocador "lo empujó", ver Mc. 1, 12 y paralelos). Esta actitud de "retirarse" para discernir la voluntad (el querer, que quiere Dios para mi vida, cuál es su proyecto…) es una constante fácilmente verificable en la vida de Jesús. Incluso el contenido de su oración, el Padrenuestro, está centrada en la petición "que se haga tu voluntad".

Jesús discierne en la presencia de Dios a quienes, de sus discípulos, debe convocar para compartir con El su vida y misión.

 

"… y llamó a su lado a los que quiso…"

Tras el primer momento de oración, en el que "escucha" y discierne la voluntad de Dios, Jesús toma la iniciativa y llama, convoca, invita. La vocación es pura gratuidad del Señor que llama a los que El quiere. ¡Cuántas veces hemos reflexionado, en nuestra experiencia personal, este momento, sin encontrar "razón" alguna! ¿Por qué yo? Es a veces la pregunta sin respuesta que abre paso a la alabanza y gratitud

 

"… Ellos fueron hacia él…"

El texto es muy sintético con respecto a los discípulos, porque está centrado en la persona de Jesús. De ellos solamente se menciona "que fueron hacia él", y más tarde, si continuamos la lectura del texto, se señalan sus nombres (Mc. 3, 16-18). El maestro llama y la actitud de los discípulos es "ir hacia Jesús"

 

"… Jesús instituyó a doce para que estuvieran con él …"

Los llamados son invitados a "estar con el Señor": "compartir la vida", "hacer experiencia", "encuentro profundo y vital".

Lo primero es "estar con él". Nadie puede dar lo que no tiene (en su corazón, en su vida, en su persona), por eso la primera tarea del discípulo catequista es "estar con el Señor", y para ello debe responder a su invitación, cotidiana, e ir hacia El.

Estar con Jesús es hacer experiencia de encuentro profundo. El salmo 34 dice: "Mirenlo a él y quedarán iluminados…" (Sal. 34, 8). El que tiene experiencia de Dios refleja su luz a los demás.

 

"… y para enviarlos a predicar…"

La experiencia de "estar con el Señor" se completa con el envío a predicar: repetir la práctica liberadora de Jesús, que acerca a Dios a los hombres y mujeres de su tiempo (y de todo tiempo). Predicar a la manera de Jesús significa "estar con los demás". Acompañar, animar, alentar, compadecer, sufrir con, alimentar, cuidar, consolar, proteger, enseñar…

 

Ser catequista es participar del misterio de comunión de Dios, prolongando con nuestras vidas, ejemplo, testimonio, acción, palabra… la práctica reveladora de Jesús, "Dios-con-nosotros".

 

Para orar junto a la comunidad de catequistas

 

Leer el texto un par de veces en voz alta.

Meditar el texto cada uno en silencio durante un par de minutos.

Leer una parte del texto, según la secuencia señalada, y compartir:

 

"Después subió a la montaña…"

¿Recordamos otros momentos de la vida de Jesús en que se retira a orar?

¿Cómo vivimos esta actitud de Jesús en nuestra propia vida? ¿La oración nos ayuda a discernir cuando tenemos que tomar decisiones?

 

"… y llamó a su lado a los que quiso…"

Expresar en oraciones de alabanza y acción de gracias el llamado que Jesús ha hecho a cada uno de nosotros.

 

"… Ellos fueron hacia él…"

¿Qué significa ir hacia Jesús en nuestra vida cotidiana? ¿Quéobstáculos tenemos, cómo podemos superarlos?

 

"… Jesús instituyó a doce para que estuvieran con él …"

¿Cuál es nuestra experiencia de "estar con Jesús"? ¿Cómo hacemos para "estar con El"? Compartir desde la experiencia personal.

 

"… y para enviarlos a predicar…"

A la luz del texto compartido y meditado, ¿qué aprendemos y descubrimos para nuestra vocación de catequistas? ¿Cómo estar con los demás a la manera de Jesús?

 
Curso para Catequistas a distancia
Conozca esta oportunidad de actualizarse y crecer en su fe para mejorar su misión pastoral.
7 diócesis de Argentina, más de 100 colegios de Argentina, 40 de México y decenas de parroquias en Argentina, América Latina, España y comunidades hispanas de USA están trabajando con este curso.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2006