Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Catequesis / Columnistas / Luis M. Benavides...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el artículo anterior de Luis M. Benavides

 

Conozca la sección Espiritualidad del Catequista

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

 

Curso de Actualización para Catequistas



Conozca el curso que utilizan miles de personas en toda América Latina para su crecimiento en la fe y misión pastoral.

Ir al Curso Catequistas

 

Preparación de cada Encuentro Catequístico

19) La oración

por Luis M. Benavides

 

3) TERCER MOMENTO: LA ORACIÓN

La oración personal y comunitaria constituye el momento medular del encuentro catequístico.  Tiene que ubicarse en el clímax o momento culminante del encuentro.  Si bien puede realizarse la oración en cualquier momento, siempre aconsejo que ésta se realice justo después de la presentación del tema catequístico, por varias razones:

  • Luego de la motivación y la presentación del tema catequístico, los niños se encuentran ambientados, ya están en tema, en sintonía con las cosas de Dios y  mejor predispuestos para escuchar su Palabra.

 

  • Si la atención de los niños puede extenderse a un máximo de 15 á 20 minutos, es precisamente a los 15 minutos, que la misma se encuentra en su mayor rendimiento y concentración.
  • Si realizáramos la oración al comenzar el encuentro, es muy probable que la dispersión y desconcentración que traen los niños hicieran casi imposible la oración.  Lo mismo sucedería si lo hiciéramos al finalizar el encuentro, estarían cansados y sin ganas de rezar.

 

La oración debe ocupar el lugar central del encuentro de catequesis.  La actitud del catequista es fundamental al respecto.  Para los niños y para el catequista tiene que ser algo muy importante y distinto.  Los niños tienen que poder diferenciar perfectamente el momento de la oración de los otros momentos del encuentro.

El rol del catequista es irreemplazable para lograr este clima de oración. Él es el primero que debe entrar en oración junto a sus niños.  Es necesario jerarquizar el momento con los gestos propios, realizados lenta y ceremoniosamente; la voz pausada, suave y serena; la posición corporal; los cantos; todo lo que haga en este momento debe irradiar serenidad y paz. Nunca habrá que forzar a los niños a rezar sino más bien, respetar su ritmo y contagiarles el gusto por la oración.

No pueden faltar la oración silenciosa ni la oración comunitaria.  No puede extenderse más allá de 5 minutos.  A medida que los niños la asimilen podrá alargarse algunos minutos más.  Si bien no existe un esquema para rezar y cada grupo lo hará a su manera, convendría respetar un ritmo básico, para que los niños vayan internalizando de a poco la oración y cuya estructura podría ser la siguiente:

 

ESQUEMA SUGERIDO PARA LA ORACIÓN EN EL SALÓN O AULA DE CATEQUESIS.        

  • Sentarse bien, relajados y cómodos.  Hacer silencio con "todo el cuerpo".                                    
  • Realizar la señal de la cruz, lenta y ceremoniosamente.
  • Cantar alguna canción apropiada.
  • Proclamación de la Palabra de Dios, breve y con gran respeto. Brevísima reflexión del catequista.          
  • Oración interior y silenciosa.                         
  • Intenciones libres, peticiones, agradecimientos...    
  • Algún gesto comunitario...                            
  • Canto de finalización.                             
  • Señal de la cruz.                                      

  

Han pasado 15 á 20 minutos y los niños ya está "pidiendo" un cambio de actividad, un cambio de lugar.  Necesitan expresar lo que acaban de vivir de una manera diferente.  Es lo que llamamos Actividades de Expresión de la Fe y que desarrollaremos en el próximo encuentro.

 

 

“... Queridos amigos pequeños, deseo encomendar a vuestra oración los problemas de vuestra familia y de todas las familias del mundo. Y no sólo esto, tengo también otras intenciones que confiaros. El Papa espera mucho de vuestras oraciones. Debemos rezar juntos y mucho para que la humanidad, formada por varios miles de millones de seres humanos, sea cada vez más la familia de Dios, y pueda vivir en paz...
Juan Pablo II

Carta a los niños, Diciembre de 1994

 

BuenasNuevas te recomienda los nuevos libros de Luis Benavides

Luis Benavides ha publicado dos nuevos libros muy útiles para todos los que trabajamos en el servicio de la Catequesis. Pregunta por ellos en tu librería amiga.

Cuentos para ser humano
Cuentos, películas y canciones con valores

Metodología Catequística para NiñosCómo dar catequesis hoy

 

 

 
Copyrigth © Buenasnuevas.com 2007