Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Catequesis / Columnistas / Luis M. Benavides...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el artículo anterior de Luis M. Benavides

 

Conozca la sección Espiritualidad del Catequista

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

 

Curso de Actualización para Catequistas



Conozca el curso que utilizan miles de personas en toda América Latina para su crecimiento en la fe y misión pastoral.

Ir al Curso Catequistas

 

El método Catequístico

12) La Estructura Básica de la Catequesis

por Luis M. Benavides

 

Desde el Concilio Vaticano II se ha insistido en la renovación catequística y sus métodos.  Lo que ahora les presento es algo así como la resultante de la maduración catequística en los últimos treinta años.  Este método, con las debidas adaptaciones, es válido para cualquier tipo de acción catequística (adultos, niños, encarcelados, adolescentes, discapacitados, etc.) y que, precisamente, está  basado en el accionar catequístico de Jesús, en la pedagogía de Dios.  

Retomando, entonces la reflexión que hacíamos sobre el encuentro entre Jesús y la samaritana, y las reflexiones que emanan del Directorio Catequístico General,  podemos intentar vislumbrar en el actuar catequístico de Jesús tres momentos bien definidos, que bien se podrían estructurar de la siguiente manera:

Estos tres momentos utilizados por Jesús aparecen de una manera u otra, jalonados en el Nuevo Testamento en diversos pasajes. No pretendo analizar dichos textos aquí, pero ustedes pueden hacerlo y van a comprobar que dicha estructura (SITUACIÓN DE VIDA-PROCLAMACIÓN DE LA PALABRA-RESPUESTA) se presenta con frecuencia en los evangelios.

 Les indico algunos textos, para que profundicen el camino seguido por Jesús como catequista: Jesús y Zaqueo: Lc. 19,1-10; Curación del sordomudo: Mc. 7,31-37; Curación del paralítico: Jn. 5,1-14; Curación de los leprosos: Lc. 7,11-19; Elección de los apóstoles: Mc. 3,13-18; La mujer adúltera: Jn. 8,1-11; Jesús y el ciego de nacimiento: Jn. 9,1-41; Los apóstoles en Pentecostés: Hech. 2,13-41. 

¡Qué interesante sería realizar un relectura de los evangelios desde la óptica de Jesús catequista!  Atendiendo a las actitudes que toma Jesús, a cómo anuncia su palabra, a su manera de catequizar, a su forma de proceder como educador de la fe.  Seguramente esta relectura nos ayudará  muchísimo a reubicarnos como pregoneros de su vida y de sus palabras.

“La experiencia humana en la catequesis hace que nazcan en el hombre intereses, interrogantes, esperanzas e inquietudes, reflexiones y juicios, que confluyen con en un cierto deseo de transformar la existencia...   La catequesis deberá procurar que las personas estén atentas a sus experiencias más importantes, ayudar a juzgarlas a luz del Evangelio las preguntas y necesidades que de estas experiencias brotan, educar la hombre  a vivir la vida de un modo nuevo...  

La experiencia ayuda a hacer inteligible el mensaje cristiano...  la experiencia asumida por la fe viene a ser en cierto modo ámbito en el que se manifiesta y realiza la salvación...

La iluminación y la interpretación de la experiencia a la luz de la fe se convierte en una tarea permanente de la pedagogía catequética... haciendo posible una correlación entre las experiencias humanas profundas y el mensaje revelado...   
                             

DCG, 152 y 153

 

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2006