Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Temas Bíblicos...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el artículo del próximo tema bíblico

 

 

Conozca nuestros Cursos Bíblicos a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a la sección de Cursos

 

Animadores Bíblicos (II)
Espiritualidad y misión

por Marcelo A. Murúa

 

 

Si nadie me explica, ¿cómo voy a entender?

"El Angel del Señor habló a Felipe diciendo: 'Anda hacia el sur por el camino que baja de Jerusalén a Gaza'. Es un camino solitario. Se puso en camino y se encontró con un etíope, funcionario del palacio de Candace, reina de Etiopía, administrador de todos sus bienes. Había venido a Jerusalén a rendir culto a Dios y regresaba sentado en su coche, leyendo al profeta Isaías. El Espíritu dijo a Felipe:'Adelántate y únete a ese coche'. Felipe corrió hacia él, le oyó leer al profeta Isaías y le preguntó: '¿Entiendes lo que lees?' El etíope contestó: 'Si nadie me explica, ¿cómo voy a entender?' E invitó a Felipe a subir y a sentarse junto a él. El pasaje de la Escritura que iba leyendo era éste: 'Como una oveja fue llevado al matadero; como un cordero mudo ante el que lo trasquila, así él no abrió su boca. Lo humillaron y le negaron todo derecho: ¿quién podrá hablar de su descendencia? Porque su vida fue arrancada de la tierra'. El etíope preguntó a Felipe: ęDime, por favor, ¿a quién se refiere el profeta al decir esto? ¿A sí mismo o bien a otro? Felipe entonces, partiendo de este texto de la Escritura, se puso a anunciarle a Jesús. Siguiendo el camino llegaron a un lugar donde había agua. El etíope dijo: 'Aquí hay agua. ¿Por qué no sería yo bautizado?' y dijo Felipe: 'Si crees con todo tu corazón, se puede'. Y respondió: 'Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios'. E hizo parar su coche y bajaron ambos al agua. Felipe bautizó al funcionario. Cuando salieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; el otro no lo vio más y siguió entonces su camino muy alegre. Felipe se encontró en Azoto y se fue a evangelizar todas las ciudades hasta llegar a Cesarea."

Hech. 8, 26-40

 

El texto del libro de los Hechos que nos relata el encuentro de Felipe con el etíope nos brinda interesantes pistas para ir desentrañando la misión y espiritualidad de un animador bíblico.

Entendemos por espiritualidad una actitud de vida que envuelve la vida toda, abarcando todas las dimensiones de la persona humana. La espiritualidad no es un aspecto de la vida, separado de otros, como puede ser la vida familiar, social, política, económica, laboral, etc.. La espiritualidad envuelve y tiñe todos los espacios de nuestra vida. Entendemos por espiritualidad ese sentido último que empapa y nutre todas las decisiones, opciones, creencias sobre las cuales vamos construyendo nuestra persona, nuestro ser y nuestro hacer en el mundo.

Como cristianos nuestra espirituaidad se enraiza en Jesús. Queremos compartir su fe y seguir sus pasos. Empaparnos también de la fuerza que guiaba su vida y orientaba sus acciones. En definitiva la espiritualidad cristiana es compartir y dejarse guiar por el espíritu que animaba a Jesús para anunciar y realizar el Reino.

"La vida espiritual es entonces el esfuerzo constante y diario para asegurar que el espíritu que nos mueve es el Espíritu de Dios y no cualquier otro espíritu" (Espiritualidad Bíblica, Albert Nolan, Ed. Dabar)

La espiritualidad de un animador bíblico , como cualquier otra vocación o servicio, tiene su raíz en el discernimiento de qué nos pide el Espíritu para seguir a Jesús y ser fieles al Reino.

Discernir nunca es sencillo, porque implica considerar diferentes posibilidades, evaluar, dudar, orar para ver mejor, decidir y jugarse en lo decidirdo.

Los evangelios dejan traslucir en varias ocasiones esta relación Espíritu-Discernimiento-Acción de Jesús (ver Mt. 4, 1 ; Mt. 12, 28 ; Lc 10, 21)En los Hechos la presencia del Espíritu es constante (entre otros ver Hech. 4, 8 ; Hech. 6, 3-5 ) y se presenta como el gran hilo conductor que enlaza toda la historia del crecimiento de la comunidad de seguidores de Jesús, la Iglesia.

El relato de Felipe y el etíope nos permite observar con transparencia la acción del Espíritu, y nos ofrece algunos aspectos interesantes para reflexionar sobre la espiritualidad de un Animador Bíblico:

- El Animador Bíblico es una persona animada por el Espíritu del Señor.

Para animar a los demás hay que vivir la experiencia de ser animado por el Señor. Felipe se muestra dócil a la acción del Espíritu, dispuesto a seguir sus propuestas. El texto, corto y conciso, deja entrever cierta intimidad entre ambos.

- El Animador Bíblico se pone en camino.

El texto advierte "Es un camino solitario". ¿Sería peligroso? (No olvidemos la parábola de Jesús del Buen Samaritano. En Palestina había lugares y caminos peligrosos. ¿No los hay hoy entre nosotros?) Sin embargo no aparece ningún indicio de duda en la decisión de Felipe. ¿Habrá tenido miedo? El texto no nos ofrece respuesta. Lo que sabemos es que "se puso en camino". Respondió a la propuesta con su vida. La puso en juego. Cuando es el Espíritu el que anima, la valentía y el coraje para anunciar el evangelio no faltan.

- El Animador Bíblico sale al encuentro de la gente y se le une

Como decíamos en el artículo del tema bíblico anterior, Jesús opta por un estilo de transmitir y enseñar en función de la gente. El Animador Bíblico, siguiendo su estilo, sale al encuentro de las personas. Se pone a su disposición. Se une a ellos. El Animador comparte un grupo o una comunidad, aunque también pueda salir a recorrer el barrio o la parroquia en Misiones Bíblicas. Lo importante es que no sobresale por su rol (o vocación), sino que, con sencillez, pone sus capacidades al servicio de los demás.

- El Animador Bíblico escucha, parte de la necesidad del otro, dialoga.

La Palabra de Dios tiene la particularidad de iluminar los acontecimientos que vivimos y ayudarnos a interpretarlos mejor. Para hacer posible que la Palabra eche luz hay que partir de la necesidad del otro. Hay que situar la Palabra de Dios en lo que se vive, personal, comunitaria y socialmente. Hay que escuchar lo que los demás (integrantes del grupo bíblico, personas a las que visitamos en una Misión, participantes de un Taller Bíblico, etc.) traen y quieren compartir. La Biblia es un diálogo de Dios con el hombre, se la va conociendo a través de un diálogo también. No de una imposición.

Unirse significa también compartir el camino, la vida. Felipe se sube al carro. El Animador no existe para sí mismo sino para servir a los demás. La función del Animador no es saber mucho, sino ayudar mucho. Para que los demás puedan conocer, escuchar, y aprender mejor la Palabra de Dios para aplicarla a sus vidas.

- El Animador Bíblico es paciente y respetuoso.

Animar es alentar, dar ánimo, es decir fuerza, alegría, entendimiento, coraje,..., en definitiva, dar los dones del espíritu, que son muchos y variados. Animar es dar espíritu, compartir el Espíritu que uno lleva adentro y le da fuerzas para anunciar a Jesús.

Animar es un proceso, que lleva tiempo, esfuerzo. Que implica mucho respeto por el otro, por sus tiempos, sus posibilidades. Para aprender a animar a los demás hay que descubrir cómo el mismo Dios nos va animando (dando su Espíritu) a lo largo de nuestra vida. Y esto se refleja hermosamente en la historia del Pueblo de Dios en la Biblia. Dios es paciente y respetuoso. Se toma mucho tiempo para transmitirnos su Proyecto de Vida.

- El Animador Bíblico conoce la Biblia.

Ante la pregunta del etíope Felipe tiene una respuesta.Observemos que su respuesta no es detallista. No se trata de conocer todos los vericuetos de la Biblia ni de ser un maestro en exégesis bíblica (La ciencia que estudia la Biblia). Felipe "a partir de este texto de la Escritura, se puso a anunciarle a Jesús". Lo importante es tener una visión de conjunto del plan de Dios, con claridad y profundidad. Y esto se alcanza con lectura, reflexión, oración y estudio bíblico. Los grupos Bíblicos son verdaderas Escuelas de Biblia. Pero aquellos que sientan el llamado a ser Animadores deben buscar alternativas de formación más específicas y sistemáticas. Una buena planificación de Pastoral Bíblica, tanto a nivel parroquial como diocesano, puede prever esta necesidad y brindar posibilidades concretas de formación para Animadores.

- El Animador Bíblico anuncia a Jesús a partir de la Biblia.

Felipe no subió al carro a dar clase. Tampoco a dar su opinión del texto. Ni tampoco le propuso bautizarse de entrada. Partió en su anuncio de la Palabra de Dios. Puso buenos cimientos para su predicación, y los resultados fueron la conversión del etíope y su posterior alegría. Ambos, frutos de la acción del Espíritu.

- La tarea del Animador Bíblico es facilitar y promover el encuentro personal de sus hermanos con la Palabra viva de Dios.

El fruto del encuentro de Felipe y el etíope suscita la fe y la conversión de éste, expresada en su deseo de ser bautizado.

La alegría con la que el etíope prosigue su camino es el signo de que el encuentro le ha cambiado la vida.

El Animador tiene como tarea ayudar a sus compañeros a descubrir el mensaje de la Palabra de Dios, y colaborar para que ese mensaje se encarne y se haga vida. Su misión es promover que la Palabra llegue al corazón y produzca cambios en la persona y en las personas. Porque el cambio que Dios propone no se agota en lo individual, sino que abarca lo comunitario y lo social. El mensaje de Jesús impregna la vida entera, y como antes decíamos para la espiritualidad, tampoco para los frutos de la conversión hay compartimentos estancos. La conversión se expresa en la vida familiar, social, política, económica, en definitiva en todo la gama de relaciones que establecemos las personas para construir la sociedad. La conversión es la puerta para la construcción del Reino.

- El Animador Bíblico es discípulo y no maestro, y busca ser testigo fiel del único Maestro, el Señor.

No da clase magistral, no impone, sino que anuncia a Jesús y da testimonio de él. Por eso el texto nos dice que , a partir de la Escritura le anunció a Jesús.El Animador no busca destacarse o sobresalir, "lucirse" frente a los demás. Su misión es totalmente otra. Muchas veces desde un lugar más silencioso, en un segundo plano (a la manera de María en la vida de Jesús, siempre presente, pero no en primera fila). Promoviendo la participación de todos. Ayudando a que todos se expresen y nadie monopolice las reflexiones. Colaborando para centrar la atención en descubrir el mensaje de la Palabra de Dios y alentando a comprometernos, personal y comunitariamente, en los desafíos que plantea ser cristiano, hoy, en nuestro tiempo.

- El Animador Bíblico está a disposición para anunciar a Jesús donde el Espíritu le indique que debe acudir.

El final del texto es abrupto. "El Espíritu arrebató a Felipe", y se lo llevó a otro lugar (= otra misión).

La disposición a ir donde el Espíritu nos guíe es fundamental para cualquier vocación misionera.

El Espíritu sopla y uno no sabe de donde viene ni para dónde va, nos dice la Biblia (Jn. 3, 8) Los ámbitos para realizar la vocación de Animador Bíblico son muchos:

- en primer lugar, lo Grupos Bíblicos, que surgen numerosos en toda América Latina, como soplo de vida del Espíritu para estos tiempos díficiles...

- los Encuentros , Talleres y Cursos Bíblicos...

- las Misiones Bíblicas, como herramienta movilizadora que esparce la semilla de nuevos grupos...

- y muchos más... que el Espíritu, como a Felipe, nos irá mostrando en el camino...

 

En el próximo artículo "La lectura orante de la Biblia"

 

 

 

Especial del Mes de la Biblia 2006

BuenasNuevas.com pone a su disposición un Especial dedicado al mes de la Biblia adonde podrá encontrar una gran diversidad de recursos pastorales para trabajar en su comunidad, colegio o parroquia, o para la reflexión personal: temas bíblicos, oraciones, encuentros, lectura orante, dibujos, tarjetas.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002