Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Temas Bíblicos / Espiritualidad Bíblica Aborigen...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Espiritualidad Bíblica Aborigen

 

Conozca nuestros Cursos Bíblicos a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   
Manolo Pliego Iglesias es misionero claretiano y trabaja en la Prelatura de Humahuaca, Argentina, en la animación y acompañamiento de comunidades kollas.

Si desea comunicarse con el autor de Espiritualidad Bíblica Aborigen, Manolo Pliego, cfm.

 

Parábola de los "Tanta Guagua" (Mt. 13, 31-33)

por Manolo Pliego Iglesias, cfm

 

El reino de los cielos se parece a una familia indígena, que cuando llega la fiesta de los difuntos, toda la familia se reúne en la casa para ofrendar a sus almitas.

La mamá amasa la harina y toda la familia hace los "Tanta Guagua". Los niños hacen los corderitos y los perritos, las jóvenes hacen las palomitas, la abuela hace la escalerita, la mamá los angelitos y el papá trae la leña, calienta el horno y cuece las ofrenditas. Cuando ya están cocidas, hacen un altar y ponen todos los "Tanta Guagua", adornan bien bonito con flores y con las comiditas que les gustaban a sus almitas y después invitan a las familias de la comunidad, para compartir su alegría y sus tristezas y juntos: rezan, cantan, comparten, sueñan y están en comunión con su almitas.

Y después las otras familias de la comunidad, se van invitando por las casas y van levantando la esperanza, compartiendo la alegría, y así, durante varios días alimentan la esperanza.

 

1.- Parábola de la levadura y la masa (Mt. 13,31-33)

"Jesús les propuso otro ejemplo: El reino de los cielos se parece a la levadura que toma una mujer y la mezcla con tres medidas de harina, hasta que todo fermenta.

Y añadió otro ejemplo: El Reino de los cielos es semejante a un grano de mostaza, que es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la mas grande de las plantas de la chacra y llega hacerse un arbusto de modo que las aves del cielo se posan en sus ramas".

 

2.- Comentario a las parábolas evangélica e indígena

Jesús habla en parábolas y las culturas indígenas, también les gusta narrar, contar historia. Habla en parábolas, porque es más fácil entenderse y entender la vida. Las parábolas encierran utopías, esperanzas que alimentan, motivan y calientan el corazón. Las parábolas fueron escritas para las comunidades llenas de gentes sencillas que no tienen muchos estudios y entienden la vida cotidiana de forma simple y necesitan resistir y sostener la esperanza en los momentos difíciles.

El espacio privilegiado de esta parábola es la casa, es el lugar donde la vida cotidiana se teje como se teje un puyo en el telar, la vida se recrea, se sostiene, se resiste. La casa es el lugar de encuentro materno y de memoria. En este espacio de la casa nace la parábola de los "Tanta guagua", de las ofrendas, de los pancitos, de los sueños compartidos; y esta casita en medio de la comunidad indígena, y la comunidad en medio del mundo y el mundo convertido en una casa dignificada donde todos entramos y podemos vivir. La casa es el espacio sagrado, el sacramento donde Dios se hace presente. Los símbolos que aparecen en esta parábola como la escalera, las palomitas, los angelitos expresan, las utopías que nacen desde el corazón, la fe y los sentimientos que se generan desde el encuentro de las familias .

Por ello cada miembro de la familia participa con su propio rostro: niño/a, jóvenes, anciano/a, madre, padre. Sus manos amasan las utopías y esperanzas , como queriendo atraparlas, y en su ayuda vienen las almita que las recrean y las llenan de la magia de los sueños. Y así se va construyendo el Reino de Dios. Creer desde lo pequeño, desde lo cotidiano que es posible hacer un mundo mas justo y mas humano.

En los momentos en que los discípulos de Jesús y sus comunidades pasan por épocas difíciles y la esperanza se debilita, se hace pequeña, se cae de las manos, en esos momentos llega Jesús y llegan las parábolas del Reino.

 

3.- Para pensar en comunidad:

En las comunidades indígenas casi todas hacen sus ofrenditas porque a todas las familias les gusta mucho compartir, encontrarnos, rezar, cantar hacer nuestras oraciones y pasar horas felices entre las familias, sentir en estas celebraciones que Diosito esta con nosotros.

Después de leer la parábola de los "tanta guagua" nos preguntamos:

  • ¿Que mensaje tiene para nosotros la parábola de las ofrendas ?
  • ¿Dónde está la esperanza escondida en esta parábola?
  • ¿Que esperanza descubrimos dentro de nuestras celebraciones de los difuntos?

Como todo lo que rodea a las fiestas de los difuntos está lleno de muchas historias, cuentos, juegos para los velorios, etc. Seria lindo hacer una ronda entre todos para contarnos todo tipo de relatos que conozcamos y que alguién los escriba para que no se pierdan.

 

Glosario de palabras:

Tanta guagua: niños de pan

Puyo: manta de colores

La escalera, la palomas, los corderitos, las figuritas que hacen de pan son la ofrendas que se preparan para el día de los difuntos.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002