Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Temas Bíblicos / Espiritualidad Bíblica Aborigen...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Espiritualidad Bíblica Aborigen

 

Conozca nuestros Cursos Bíblicos a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   
Manolo Pliego Iglesias es misionero claretiano y trabaja en la Prelatura de Humahuaca, Argentina, en la animación y acompañamiento de comunidades kollas.

Si desea comunicarse con el autor de Espiritualidad Bíblica Aborigen, Manolo Pliego, cfm.

 

Las fiestas patronales, el corazón de la comunidad (Deut. 16, 1-17)

por Manolo Pliego Iglesias, cfm

Sucedió en una comunidad andina. En aquel año cuando comenzaba el mes de Febrero y las lluvias habían sido tan escasas que la sequía ya se sentía en el atraso del ganado y en la poca producción de las chacras, a pesar de todo esto, la comunidad estaba contenta y se preparaba para celebrar la Fiesta Patronal de la Virgencita de la Candelaria.

La animadora Felisa se levanto bien temprano a cocinar para su peoncito y después de ordeñar las cabras los despacho pal campo.

Felisa con su puisca en mano hilando su lanita se fue para la capillita a celebrar la fiesta patronal, al llegar se encontró con los compañeros de la comisión de servicio que estaban adornando la capilla y los arcos con flores, un grupo de mujeres cocinaban el almuercito comunitario al costado de la iglesia. En ese momento apareció el presidente del club de Fútbol Don Benito, para comunicarles a los miembros de la comisión de servicio que no van a participar en la Fiesta Patronal porque tienen ya organizado el campeonato de fútbol. El coordinador de la comisión de Servicio Parroquial Don Luciano se enojó diciéndole: Así no hay respeto por la Fiesta de la Mamita Candelaria y ustedes siempre se mandan solos. Benito le respondió: Y a mí que me dice, yo no tengo nada que ver, todo esto lo ha organizado el Comisionado Municipal y además ya les ha ofertado unos trofeos pa los changos. Después, llegó doña Pascualita quepíu sus cuartos, pues este año como promesante le tocaba a ella ofrendar a la Virgencita y tirándole la bronca a Don Luciano le decía rigureándole: ¿Cómo es eso de cambiar la fecha de la fiesta para el fin de semana, quién lo ha dispuesto? Y Don Luciano le argumentó diciéndole: Así lo decidió la comisión y además sepa usted Doña Pascuala que lo importante es celebrar la fiesta en honor de la Mamita Candelaria.

Llegó el padrecito, y ahí no más con el repique de campanas y una bomba se avisaba que la misita comenzaba. La comunidad atenta participaba del canto de entrada: " vienen con alegría", las flores adornaban el altar y las andas de la Patrona. Al finalizar la procesión apareció un político de la rama del municipio y haciendo propaganda de las elecciones se llevo a un grupo de gente a comer un asado con unas cuantas damajuanas de vino que sacó a escondidas de la camioneta, esto dividió a la comunidad. A la tardecita se estaba realizando la celebración de los cuartos, el bombo y la anata sonaban lindo, un grupo de niños jugaba al gallo ciego y otros a la tabeada, de pronto, ahí no más aparecieron venidos de la cancha los changos y otros personitas de la política machaos, llegaron al lugar y sin respeto incomodaron a los que estaban tranquilos junto a las imágenes.

Entonces Don. Francisco un anciano respetado y reconocido por la comunidad le dijo con voz muy serena a Don Luciano: Para el año la Fiestita Patronal hay que organizarla con anticipación y entre todos, porque aquí cada uno se manda por su lao: El fútbol organiza a su conveniencia, el comisionado municipal hace lo mismo, el político oportunista busca su interés y nos divide y a la final nuestros propios hermanos aparecen borrachos.

Al año siguiente aquella comunidad andina se preparaba para organizar la fiesta patronal de la mamita de la Candelaria. Este año las lluvias habían sido tan lindas que también los campos estaban de fiesta, no hubo granizo ni heladas y las chacras maduraban hermosas y la haciendita por la abundancia de pasto se mantenía guapa.

La comisión de Servicio Parroquial convocó con anticipación una reunión con todos los representantes de las instituciones locales para organizar la Fiesta Patronal. En la reunión algunos participantes pidieron perdón y se disculparon por lo sucedido en la fiesta del año pasado, después que se reconciliaron entre todos, compartieron la coquita y poniendo mano a la obra organizaron un programa de fiestas acordado por todos los presentes.

Y llegó la fiesta: amaneciendo una salva de bombas anunciaba que todo comenzaba. La comisión de servicio adornaba los arcos con flores, los jóvenes del club de fútbol preparaban los juegos para los niños, el comisionado municipal limpiaba y ordenaba los alrededores de la capilla, la maestrita traía un ramo de flores para la virgencita, un grupo de mujeres cocinaban un rico almuercito comunitario y Doña Pascualita rezaba y dejaba los cuartos como ofrenda a los pies de la mamita.

Llego el padrecito, y ahí no mas sonó la bomba y el repique de campanas avisaba el comienzo de la misa en honor a la Virgencita de la Candelaria, un perfume de flores e incienso invadía toda la capilla, la comunidad atenta y todos presentes entonaban el canto de entrada: "Juntos como hermanos". (Relato elaborado por los Animadores Egresados -marzo 2001-)

 

1.- Las tres fiestas de Israel: (Deuteronomio 16,1-17)

"Toma nota en el mes de Abib para celebrar en él la Pascua en honor de Yavé, ya que en ese mes te sacó de Egipto, durante la noche. En la Pascua sacrificarás a Yavé bueyes y ovejas en el lugar que El haya elegido para morada de su nombre. En la cena de Pascua no comerás pan con levadura, sino que, durante siete días, comerás pan ácimo, pan de miseria; porque la salida de Egipto se hizo en forma precipitada. Así te acordarás todos los días de tu vida del día en que saliste de Egipto.

Por siete días no se verá la levadura en todo tu territorio; y de la carne que hayas sacrificado la tarde del primer día no quedará nada para el día siguiente.

.No podrás sacrificar la Pascua en ninguna de las ciudades que Yavé te dará, sino sólo en el lugar elegido por él para morada de su Nombre.

Sacrificarás la víctima de la Pascua por la tarde, a la puesta del sol, a la hora que saliste de Egipto. La asarás y la comerás en el lugar elegido por Yavé, tu Dios, y luego, por la mañana te volverás a tu casa. Comerás panes ácimos durante seis días; el día séptimo celebrarás una reunión solemne en honor a Yavé y no trabajarás.

Luego contarás siete semanas; las contarás desde el día en que comiences a cortar el trigo. Entonces celebrarás la fiesta de las Siete Semanas a Yavé, tu Dios, haciéndole ofrendas voluntarias según lo que hayas cosechado por la gracia de Yavé, tu Dios. En el lugar que Yavé haya elegido para morada de su Nombre, estarás de fiesta, y contigo tu hijo y tu hija, tu siervo y tu sierva, el levita que vive en tus ciudades, el forastero, el huérfano y la viuda que viven entre ustedes. Te acordarás de que fuiste esclavo en Egipto y cuidarás de poner en práctica estos preceptos.

Celebrarás también la fiesta de las Chozas durante siete días, después de recoger el producto de tu era y de tu lagar. Durante esta fiesta te alegrarás, tú, tu hijo y tu hija, tu siervo y tu sierva, el levita, el forastero, el huérfano y la viuda que viven en tu ciudad. Siete días durará esta fiesta en honor a Yavé, en el lugar elegido por él; Pues Yavé te bendecirá en todas tus cosechas y en toda obra de tus manos, así que te darás todo a la alegría.

Tres veces al año se presentarán todos tus varones ante Yavé, tu Dios, en el lugar elegido por él: en la fiesta de los Azimos, en la fiesta de las Semanas y en la fiesta de las Chozas. Y no se presentarán con las manos vacías, sino que cada uno ofrecerá en proporción a lo que tenga, según la bendición que Yavé le haya otorgado."

 

2.- Comentario:

Las fiestas son el corazón de los pueblos, de las culturas originarias y expresan y transmiten la identidad de la cultura. Por ello estan llenas de colorido, de magia, de alegria. Nos vestimos con nuestras mejores ropas, perfumes, comemos nuestras comiditas regionales, suena la musica, el baile.Se crea una lucura colectiva. Son los sentimientos de nuestra identidad expresados de la forma mas sublime.

Nuestras fiestas podrían tener mucho más sentido si recordásemos en ellas el regalo de la tierra de la naturaleza, de las cosechas, pero también nuestras luchas por ellas y también las luchas de nuestros antepasados. Porque un pueblo sin memoria es fácil de manipular; en cambio, cuando un pueblo recuerda su pasado, nace la liberación.

* Para el pueblo de Israel las fiestas reflejan la identidad, el corazón del pueblo.

* El corazón es el motor del cuerpo. sin el no funciona. ¿Seran nuestras fiestas el corazón de nuestra cultura, de nuestra identidad?.

* El pueblo de Israel esclavo en Babilonia sin tierra sin templo, recupera su identidad su corazón desde la celebración de las fiestas.

* Y cuando el pueblo de Israel celebra las fiestas celebra la liberación. Las fiestas tienen un sentido, un motivo, una memoria, un recuerdo, un agradecimiento.

 

3.- Para pensar en comunidad:

Después de leer el relato nos preguntamos:

¿Así pasa en nuestra comunidad?

¿Hemos tenido problemas parecidos?

¿Cómo han sido?

La comunidad puede contar su problema representándolo en un sociodrama o teatro:

- ¿Que fiestas agrarias festejamos?

- ¿Cuantas fiestas celebramos en nuestra comunidad?

- ¿Cuál es la más importante? ¿ Por qué?

- ¿por qué la celebramos?

- ¿ Que pasaría si no tuviésemos fiestas?

- ¿Son nuestras fiestas el corazón de nuestra comunidad?

- ¿Cómo podemos darle más sentido nuestras fiestas?

 

Glosario de palabras:

Puisca: palito de madera donde se hila la lana

Cuartos: medio cordero que se ofrenda en las fiestas.

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002