Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Orar con la Palabra ...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabar un archivo de Word de este artículo

 

Ver la sección Temas Bíblicos

 

Comentarios
y sugerencias

 

Publicaciones
Bíblicas
para Lectura Orante
del Evangelio


Conozca las publicaciones "Dios nos habla hoy" y "Jesús Nuestro Amigo", dsiponibles para adquirir el Ciclo Litúrgico completo.

Para Leer,
Orar y Reflexionar
la Palabra de Dios

Ver Publicaciones

 

 

Comentarios y sugerencias

 

Para reflexionar sobre la misión
La cosecha es abundante,
pero los obreros son pocos…

por Marcelo A. Murúa

 

" Después de esto, el Señor eligió a otros setenta y dos discípulos y los envió de dos en dos delante de él, a todas las ciudades y lugares adonde debía ir. Les dijo: «La cosecha es abundante, pero los obreros son pocos. Rueguen, pues, al dueño de la cosecha que envíe obreros a su cosecha. Vayan, pero sepan que los envío como corderos en medio de lobos. No lleven monedero, ni bolsón, ni sandalias, ni se detengan a visitar a conocidos. Al entrar en cualquier casa, bendíganla antes diciendo: La paz sea en esta casa. Si en ella vive un hombre de paz, recibirá la paz que ustedes le traen; de lo contrario, la bendición volverá a ustedes. Mientras se queden en esa casa, coman y beban lo que les ofrezcan, porque el obrero merece su salario. No vayan de casa en casa. Cuando entren en una ciudad y sean bien recibidos, coman lo que les sirvan, sanen a los enfermos y digan a su gente: El Reino de Dios ha venido a ustedes. Pero si entran en una ciudad y no quieren recibirles, vayan a sus plazas y digan: Nos sacudimos y les dejamos hasta el polvo de su ciudad que se ha pegado a nuestros pies. Con todo, sépanlo bien: el Reino de Dios ha venido a ustedes. Yo les aseguro que, en el día del juicio, Sodoma será tratada con menos rigor que esa ciudad. Los setenta y dos discípulos volvieron muy contentos, diciendo: «Señor, hasta los demonios nos obedecen al invocar tu nombre.» Jesús les dijo: «Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Miren que les he dado autoridad para pisotear serpientes y escorpiones y poder sobre toda fuerza enemiga: no habrá arma que les haga daño a ustedes. Sin embargo, alégrense no porque los demonios se someten a ustedes, sino más bien porque sus nombres están escritos en los cielos.»"

 

Lc. 10, 1-12. 17-20

 

Pistas para la reflexión

- Camino hacia Jerusalén, Jesús se dedica a un intenso proceso de formación de sus discípulos.

- Como parte del proceso de formación de sus seguidores Jesús los instruye y envía a la misión concreta. Las instrucciones de Jesús son simples, sencillas y claras. Apuntan a crear una mística y estilo de vida del enviado, que debe esforzarse por vivir según vivió y enseñó el propio maestro. Las enseñanzas están centradas en una preparación para la acción concreta (que es el anuncio y construcción del Reino, ver Lc. 10, 9) a través del servicio liberador al pueblo. Los discípulos, con el poder recibido del Señor, reproducen su práctica curando y sanando al pueblo.

- En primer lugar los organiza de manera comunitaria, la misión es una experiencia compartida. Los envía por delante suyo, preparando el camino y anticipando, en obras concretas su presencia. Después de señalar que son pocos los enviados y mucha la tarea les advierte que la tarea es riesgosa y conflictiva. Deberán ser austeros y sencillos en su presentación. Llevarán la paz del Señor. Deberán anunciar el Reino con señales y obras, tal como Jesús. La misión de los discípulos es proseguir y continuar la obra liberadora iniciada por Jesús: Anunciar el Reino.

 

Para compartir con nuestra comunidad

Preguntas para partir de la vida

¿Qué personas conocimos y recordamos como ejemplo de buenos misioneros? Compartir testimonios de personas concretas.

 

Preguntas para profundizar el evangelio

¿Qué perfil de misionero necesita hoy el anuncio del Reino? Inspirarse en las palabras y en la práctica de Jesús para elaborarlo.

 

¿Qué nos enseña el texto sobre la experiencia de la misión? Compartir en comunidad, historias, anécdotas y aprendizajes de la misión.

 

Preguntas para pensar en la oración

¿Dónde nos pide el Señor hoy que llevemos su Evangelio? ¿Qué situaciones, lugares, grupos sociales… de nuestro tiempo claman por la presencia y acompañamiento de misioneros que hagan cercano al Dios de la Vida?

 

 

Para orar juntos

 

Vayan es tu mandato,
para anunciar el Reino.
y su presencia en medio nuestro.
Para ser signos de Evangelio
y hermanos de todos.

Vayan es tu enseñanza,
abriendo camino
para el paso del sembrador,
adelante tuyo,
eco y mensaje del que va a venir
porque ya está-con-nosotros.

Vayan es tu ejemplo,
de dos en dos,
en caminada compartida,
vivencia comunitaria,
testimonio fraterno
aprendiendo juntos
a vivir en estado de misión.

- Que así sea -

 


Envíe su Comentario sobre la Sección "Orar con la Palabra"
Nombre y Apellido
Escriba su comentario
  Ciudad y País en el Ud. que vive
 
  E-mail
 
 
Después de completar todos los campos haga click en Enviar
 
 
 

 

CURSOS DE FORMACION BIBLICA
El Centro Bíblico para América Latina del CELAM y BuenasNuevas.com
ofrecen una alternativa de Formación Bíblica Pastoral por Internet

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2006