Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Orar con la Palabra ...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabar un archivo de Word de este artículo

 

Ver la sección Temas Bíblicos

 

Comentarios
y sugerencias

 

Publicaciones
Bíblicas
para Lectura Orante
del Evangelio


Conozca las publicaciones "Dios nos habla hoy" y "Jesús Nuestro Amigo", dsiponibles para adquirir el Ciclo Litúrgico completo.

Para Leer,
Orar y Reflexionar
la Palabra de Dios

Ver Publicaciones

 

 

Comentarios y sugerencias

 

Para reflexionar sobre los bienes materiales
Vende todo lo que tienes…después y sígueme.

 

por Marcelo A. Murúa

 

" Jesús estaba a punto de partir, cuando un hombre corrió a su encuentro, se arrodilló delante de él y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué tengo que hacer para conseguir la vida eterna?»

Jesús le dijo: «¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo Dios. Ya conoces los mandamientos: No mates, no cometas adulterio, no robes, no digas cosas falsas de tu hermano, no seas injusto, honra a tu padre y a tu madre.» El hombre le contestó: «Maestro, todo eso lo he practicado desde muy joven.»

Jesús fijó su mirada en él, le tomó cariño y le dijo: «Sólo te falta una cosa: vete, vende todo lo que tienes y reparte el dinero entre los pobres, y tendrás un tesoro en el Cielo. Después, ven y sígueme.» Al oír esto se desanimó totalmente, pues era un hombre muy rico, y se fue triste.

Entonces Jesús paseó su mirada sobre sus discípulos y les dijo: «¡Qué difícilmente entrarán en el Reino de Dios los que tienen riquezas!» Los discípulos se sorprendieron al oír estas palabras, pero Jesús insistió: «Hijos, ¡qué difícil es entrar en el Reino de Dios! Es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja que para un rico entrar en el Reino de Dios .»

Ellos se asombraron todavía más y comentaban: «Entonces, ¿quién podrá salvarse?» Jesús los miró fijamente y les dijo: «Para los hombres es imposible, pero no para Dios , porque para Dios todo es posible.»

Entonces Pedro le dijo: «Nosotros lo hemos dejado todo para seguirte.» Y Jesús contestó: «En verdad les digo: Ninguno que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o campos por mi causa y por el Evangelio quedará sin recompensa. Pues, aun con persecuciones, recibirá cien veces más en la presente vida en casas, hermanos, hermanas, hijos y campos, y en el mundo venidero la vida eterna."

 

Mc. 10, 17-30

 

Pistas para la reflexión

- Un hombre se acerca a Jesús y se arrodilla ante él, en claro signo de reconocimiento, y le pregunta «¿qué hacer para alcanzar la vida eterna?».

- Jesús, como tantas otras veces en los evangelios, responde a partir de la Palabra de Dios recordándole los mandamientos, que el hombre conoce y practica.

- Jesús, con cariño y mirándolo profundamente, lo invita a compartir sus bienes con los pobres y seguirlo. Pero el hombre, muy rico, se desanimó y se fue.

- La enseñanza de Jesús es muy clara y penetra hasta el corazón de cada hombre. Para seguirlo y ser discípulo hay que compartir y dar los bienes que uno posee y ha recibido. Como hacerlo no resulta tarea sencilla contamos con la ayuda de Dios para lograrlo... si nos ponemos en sus manos y aprendemos a desprendernos y compartir con los demás.

- A quienes dejen sus bienes, posesiones, incluso su familia, por la Causa del Evangelio de Jesús, el Señor promete su reconocimiento, y el mejor de los tesoros: la vida eterna.

 

Para compartir con nuestra comunidad

Preguntas para partir de la vida

¿Cómo es nuestra relación con los bienes materiales? ¿Nos cuesta no atarnos a ellos y vivir con la sencillez del evangelio? Compartir experiencias personales.

 

Preguntas para profundizar el evangelio

¿Qué hay en común entre el hombre del evangelio y nosotros?

Recordar otras enseñanzas de Jesús en relación a las riquezas... ¿qué tienen en común con el texto de este evangelio?

¿Qué dejaron los discípulos para seguir a Jesús? ¿Qué ha dejado cada uno de nosotros? Compartir experiencias.

 

Preguntas para pensar en la oración

¿Cómo vivimos el desprendimiento de los bienes para seguir a Jesús? ¿Qué cosas nos atan y nos impiden seguirlo con mayor fidelidad? ¿Cómo cambiarlas?

 

Para orar juntos

 

Señor,
ayúdame a optar por tí,
quiero seguir tus pasos
y caminar según tu Espíritu.

Se que hay que dejar cosas,
estar abierto a la renuncia,
para que tú ocupes el centro de la vida,
y seamos más libres para seguirte.

Señor,
que no me aferre a mis bienes,
que no me quiten mi libertad,
que aprenda a compartir.

Señor,
que no me aferre a mis seguridades,
que acepte el camino de la intemperie,
para andar en la vida
ligero de equipaje.

- Que así sea -

 


Envíe su Comentario sobre la Sección "Orar con la Palabra"
Nombre y Apellido
Escriba su comentario
  Ciudad y País en el Ud. que vive
 
  E-mail
 
 
Después de completar todos los campos haga click en Enviar
 
 
 

 

CURSOS DE FORMACION BIBLICA
El Centro Bíblico para América Latina del CELAM y BuenasNuevas.com
ofrecen una alternativa de Formación Bíblica Pastoral por Internet

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2006