Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Jóvenes...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Biblia para jóvenes

 

 

Conozca nuestros Cursos Bíblicos a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a la sección de Cursos

 

Navidad el regalo de Dios

por Ricardo Stirparo y Horacio Prado

 

"Hoy les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor."
Lc. 2, 11

 

Se acerca la Navidad, un tiempo de gracia para todos donde celebramos una vez más el regalo del Padre que ofreció a su Hijo. En Jesús el Padre no sólo habla al hombre sino que lo busca. La Navidad es un gesto contundente de que el Padre busca al hombre. Es una búsqueda que nace en el corazón del Padre y se hace concreta en la Navidad: Dios busca al hombre movido por su corazón de Padre. En esta Navidad, dejarse encontrar por Dios, será nuestra primera misión, para comenzar a vivir en el espíritu que la Iglesia nos propone.

 

Primer momento: El Regalo de Dios, "Vengan y Vean"

Proponemos comenzar el encuentro reflexionando sobre un cuento de nuestra autoría:

"Eran dos amigos, uno pastor y el otro dueño de un albergue. Judíos piadosos que vivían en Belén y que cumplían fervorosamente con la Ley de Moisés. Oraban juntos dos veces al día y compartían una profunda esperanza y un ardoroso anhelo: "la llegada del Mesías prometido".

En muchísimas noches calurosas de verano, consumían las horas hablando con entusiasmo sobre "el Salvador" que todo el pueblo esperaba.

- "Cuando Él llegue todo será distinto"- decían.

- "Ya no sufriremos injusticias y las cadenas que hoy nos atan, caerán" - se animaban.

- "Cuando venga, seremos los primeros en ponernos a su servicio y quiera Dios contar con nosotros para allanar sus caminos" -

Con estas y otras muchas afirmaciones, ensanchaban su fe y su esperanza en la Promesa de Dios.

Una noche ya muy tarde, el dueño del albergue luego de atrancar las puertas, se disponía al descanso ... pero se estremeció al escuchar que con insistencia alguien golpeaba a la puerta.

- "¿Quién es?" - preguntó

- "Disculpe por la hora- respondió un hombre joven - es que venimos de lejos y mi mujer está a punto de dar a luz. Necesitamos una habitación " -

El dueño del albergue se conmovió con la escena, pero pronto cayó en la cuenta que el único cuarto que podía ofrecerles era el suyo, ya que todos los demás los tenía oportunamente ocupados. Y titubeando les dijo:

- "Lo siento... pero aquí está todo ocupado, no hay lugar que pueda ofrecerles... quizás más adelante encuentren otro albergue." -

Decepcionada la joven pareja se marchó en silencio. Esa misma noche, horas más tarde, su amigo el pastor se encontraba descansando en el campo, mientras cuidaba a su rebaño. De pronto y de la nada una presencia angelical lo sobresalta.

- "No temas, te traigo una Buena Noticia. Hoy ha llegado el Mesías al pueblo de Israel, y precisamente aquí, en Belén" -

Y el ángel le indicó el camino para que fuera a su encuentro. El pastor de un salto y extasiado de alegría se puso en camino. Corrió y recorrió el sendero indicado, durante horas. Se topó con un pesebre en el cual encontró a una pobre mujer que acababa de parir a su hijo, se conmovió por la pobreza y precariedad de aquél alumbramiento, pero siguió su camino por temor a desencontrarse con el Mesías.

- "¿Habré entendido bien las indicaciones del ángel?, porque hace horas que camino y solo encontré ese pequeño establo con esa sencilla mujer y su niño recién nacido."-

- "¿Me habré quedado dormido? , ¿habrá sido todo un sueño?" -

Desconcertado volvió a sus quehaceres. Al otro día, como todos los días, se encontraron los dos amigos, y una vez más consumieron horas y horas charlando con entusiasmo sobre cuándo llegaría el Mesías.

 

 

En grupos de seis jóvenes compartiremos guiados por las siguientes preguntas:

1. ¿Qué título le pondrían a esta historia y por qué?

2. ¿Cuál creen que es el mensaje de este cuento?

3. ¿En esta Navidad: nos puede pasar a nosotros lo que ocurrió con los protagonistas de la historia?

4. ¿Cómo nos preparamos para recibir a Jesús? ¿En qué personas nos espera en esta Navidad el Señor?

5. ¿Nuestra fe, tiene muchas palabras y poco corazón

 

Segundo momento: Nuestra Respuesta a Dios, "Vayan y Anuncien"

Para que esta Navidad no sea solamente un festejo pasajero, sino un compromiso a dar una respuesta a este mundo que transita por una grave crisis de civilización (extrema pobreza, interminables guerras, injusticias sociales, etc.), es que queremos en este Adviento renovar nuestra decisión a construir una verdadera civilización del amor, que está apoyada en los valores de la paz, la solidaridad, la justicia y la libertad, que Jesús realiza plenamente.

En cuatro grupos, trabajaremos buscando en la Palabra cómo vivir los valores mencionados.

Luego pondremos en común lo que cada grupo descubrió en el Evangelio.

 

NAVIDAD: tiempo de PAZ
Cita
¿Qué dice Jesús en esta cita?
¿Qué me dice a mí?
¿Qué le dice a mi grupo?
Lc. 6, 27-35      
Lc. 7,4      
Mt. 7,1-5      
Mt.18,15-18      

 

NAVIDAD: tiempo de SOLIDARIDAD
Cita
¿Qué dice Jesús en esta cita?
¿Qué me dice a mí?
¿Qué le dice a mi grupo?
Mt. 25, 31-46      
Lc. 11, 29-37      
Jn. 13, 1-20      
Lc. 10,29-37      

 

NAVIDAD: tiempo de JUSTICIA
Cita
¿Qué dice Jesús en esta cita?
¿Qué me dice a mí?
¿Qué le dice a mi grupo?
Mt. 6, 33      
Mc.10, 42-45      
Lc. 18, 1-8      
Sant. 1, 27      

 

NAVIDAD: tiempo de LIBERTAD
Cita
¿Qué dice Jesús en esta cita?
¿Qué me dice a mí?
¿Qué le dice a mi grupo?
Jn. 8. 31-32      
Gál. 5, 13      
Mt. 19, 16-22      
1Ped.2,16-17      

 

Tercer momento:

Luego del diálogo iluminado por la Palabra de Dios, vamos a pedirle al Señor que renueve toda nuestra vida. Finalizamos el encuentro haciendo una oración al niño Jesús. Podemos comenzar leyendo el texto de Lucas 2 donde se relata el nacimiento de Jesús y las circunstancias que lo rodearon. Luego pidamos la gracia de vivir lo que hablamos y que hablemos de lo que realmente vivimos.

"Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado. La soberanía reposa sobre sus hombros y se le da por nombre: Consejero maravilloso, Dios fuerte, Padre para siempre, Príncipe de la paz. Su soberanía será grande, y habrá una paz sin fin para el trono de David y para su reino; él lo establecerá y lo sostendrá por el derecho y la justicia, desde ahora y para siempre."

Is. 9, 5 - 6

 

 

 

 

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002