Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Jóvenes...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Biblia para jóvenes

 

 

Conozca nuestros Cursos Bíblicos a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a la sección de Cursos

 

La amistad: don de Dios

por Ricardo Stirparo y Horacio Prado

 

"Ama a tu amigo y séle fiel."

Sir. 27, 17

 

Sabemos del valor que tiene la amistad para el hombre, y mucho más para los jóvenes por ser un momento donde se la descubre con todo su vigor. Y Dios no permanece ajeno a nuestra realidad "humana" sino que le da un sentido más pleno, enseñándonos a vivir la amistad desde nuestra fe.

Por eso esta propuesta de trabajo parte de lo que para nosotros significa la amistad, para luego dejar que el Señor nos ilumine con su Palabra

 

Primer momento:
Comenzamos el encuentro invitando a escuchar la canción "Amigo mío" de P. Carabajal, o cualquier otra canción o poema que tenga que ver con la amistad. Para poder seguir la canción se puede repartir la letra de la misma que hemos fotocopiado previamente.

Después de haber escuchado el tema, se hace una lluvia de ideas. En un afiche colocamos la palabra "amistad" en el medio y vamos volcando las ideas, frases o palabras que espontáneamente van diciendo los participantes. Incluso se puede invitar a que cada uno pase y lo escriba.

Armamos grupos de 6 integrantes cada uno y les damos como consigna tratar de definir qué es para ellos la amistad, partiendo de lo que surgió en la dinámica anterior. Para esto se les da 15 minutos y una cartulina de 90 por 30 cm. para que puedan escribir la frase que van a poner en común después.

 

Segundo momento:
Invitamos al grupo a descubrir la riqueza de la Palabra de Dios que viene a iluminar esta realidad tan vital: la amistad.

Se reparte a cada joven uno de los 6 textos bíblicos que fueron seleccionados y escritos en tarjetas de 20 por 10 cm. Se agrupan aquellos que recibieron la misma frase para compartir:

  1. ¿Qué les sugiere esta frase?
  2. ¿Qué características de la amistad descubren en ella?
  3. Compartir alguna experiencia personal que refleje el mensaje de la frase.

Se les pide que puedan escribir las respuestas del segundo punto para poner en común.

Posibles frases:

El que disimula una ofensa cultiva la amistad, volver sobre la cosa separa del amigo.
Pro. 17, 9
El amigo ama en cualquier ocasión.
Pro. 17, 17
Aceite y perfumes alegran el corazón; lo mismo la dulzura de la amistad consuela el alma.
Pro 27, 9
Hay amigos que comparten tu mesa y dejan de serlo en el día de la aflicción.
Sir. 6, 10
El amigo fiel es refugio seguro; el que lo encontró ha hallado un tesoro.
Sir. 6, 14
No es en las buenas cuando se conoce al amigo, ni en las malas se oculta el enemigo.
Sir. 12, 8
Conversa con tu amigo: tal vez no lo ha hecho, y, si lo ha hecho, para que no lo vuelva a hacer.
Sir. 19, 13
El que revela los secretos pierde la confianza y no encontrará jamás un amigo íntimo.
Sir. 27, 16
El amigo burlón es como un caballo en celo, relincha con cualquier jinete.
Sir. 33, 6

 

Tercer momento:
Para la puesta en común leer la frase y compartir la pregunta 2.

En un afiche con el título "Dios nos habla sobre la amistad" vamos escribiendo las distintas características que aportan los grupos.

Se puede sugerir si alguien quiere compartir alguna experiencia significativa sobre la amistad (punto 3 del trabajo anterior).

 

Cuarto momento:
Invitamos a escuchar lo que Jesús tiene para decirnos al respecto:

Anunciamos Jn. 15, 11 - 15:

"Yo les he dicho todas estas cosas para que en ustedes esté mi alegría, y la alegría de ustedes sea perfecta. Mi mandamiento es éste: ámense unos con otros, como yo los he amado. No hay amor más grande que éste: dar la vida por sus amigos.

Ustedes son mis amigos si cumplen lo que les mando. Ya no les diré servidores, porque un servidor no sabe lo que hace su patrón. Les digo: amigos, porque les he dado a conocer todo lo que aprendí de mi Padre."

 

Podemos resaltar algunos aspectos de la Palabra:

  • Así como hizo con los apóstoles nos enseña todo lo que sabe de Dios Padre, hasta hacerse Camino que nos lleva a él.
  • Jesús se hace signo del amor que Dios nos tiene. Ya no hay distancia entre Dios y los hombres: Jesús se muestra como un amigo a quien seguir, más que un patrón a quien servir.
  • Jesús toma la iniciativa, comparte todo con nosotros: la alegría, la pena, el dolor, el cansancio, la esperanza, el logro, la misión. Y nos muestra cuál es la medida del amor: dar la propia vida. Este el mayor signo de su amistad.

 

Quinto momento:

Proponemos un momento de reflexión personal revisando nuestros vínculos de amistad, y tratando de descubrir con qué persona tenemos que poner en práctica alguna de las características trabajadas en el encuentro.

Como cierre hacer una oración pidiéndole al Gran Amigo que nos enseñe a dar la vida por los demás.

Nota: También se puede realizar en grupos un decálogo de la amistad a partir del trabajo realizado con la Palabra.

"Ahora los llamo amigos, porque les he dado ha conocer todo lo que aprendí de mi Padre"
Jn. 15, 15

 

Amigo mío, de P. Carabajal

Abre la puerta y entra a mi hogar
amigo mío que hay un lugar,
deja un momento de caminar.
Siéntate un rato a descansar,
toma mi vino y come mi pan,
tenemos tiempo de conversar.

Si hay alegría en mi corazón,
con tu presencia me traes el sol.
Mano sencilla, mano de amor,
viene a mi mesa y le da calor.
El pan caliente sobre el mantel,
el vino bueno y un gusto a miel,
habrá en mi casa mientras estés.

¡Qué felicidad!, amigo mío,
tenerte conmigo y recordar,
hacer que florezca pecho adentro,
ardiendo el capullo de amistad.
Toma mi guitarra y dulcemente,
cántame con ella una canción
que quiero guardar en mi memoria,
el grato recuerdo de tu voz.

 

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002