Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Jóvenes...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el próximo artículo de Biblia para jóvenes

 

 

Conozca nuestros Cursos Bíblicos a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a la sección de Cursos

 

La Alegría

por Ricardo Stirparo y Horacio Prado

 

"También ustedes ahora están tristes, pero Yo los volveré a ver, y tendrán una alegría que nadie les podrá quitar. Hasta ahora no han pedido nada en mi Nombre. Pidan y recibirán, y tendrán una alegría que será perfecta."
Jn. 16, 22 - 24 - 23

 

La alegría que nos ofrece Jesús en su Palabra es un fruto del Espíritu Santo (Gál. 5, 22), una nota característica del Reino de Dios (Rom. 14, 17) y de la vida del cristiano (Hch. 2, 46).

No se trata del entusiasmo pasajero, sino del gozo que, más allá de las circunstancias, nos acompaña en nuestro camino.

Alegría que brota de la comunión con el Señor, de estar confiados en sus manos, de la seguridad de su compañía y protección en todo tiempo.

Primer momento:
Les proponemos trabajar con algunas frases sobre la alegría. Cada uno debe elegir una y en cuatro grupos se les da 30 minutos para compartir:

  1. ¿Por qué se eligió esa frase?
  2. Expresen qué situaciones los alegran.
  3. Y armen una lista con cinco de esas situaciones, priorizándolas de acuerdo a la importancia que tengan para ellos.
Frases:

  • Enseña a los hombres que no tienen otro deber en este mundo que la alegría. (Paul Claudel)
  • La sociedad tecnológica ha logrado multiplicar las ocasiones de placer, pero encuentra muy difícil engendrar la alegría. Porque la alegría tiene otro origen. Es espiritual. (Pablo VI)
  • Si decae tu alegría se extinguirá la de los demás. Si conservas tu alegría, seguro que los demás acabarán siendo mejores. (Cabodevilla)
  • La alegría es la piedra fundamental, que todo lo convierte en oro. (Franklin)
  • La persona humana está creada para la alegría: el hombre no puede vivir largo tiempo sin alegría. (Aristóteles)
  • La alegría es como el sol: ilumina a quien la posee y reanima a cuantos reciben sus rayos. (San Pablo de la Cruz)
  • Podemos gozar de la alegría cuando descubrimos realmente que somos necesarios. (Labaké)
  • Podemos gozar de la alegría cuando descubrimos que lo importante en cada momento es lo que en cada momento estamos haciendo. (Labaké)
  • La diversión viene de las cosas. La alegría, del interior de uno mismo. (Labaké)
  • La alegría sale al encuentro de los que creen en ella. (Labaké)

 

Después se hace la puesta en común de la frase más elegida y la lista del punto 3.

 

Segundo momento:
Se propone ahora hacer un trabajo con el Evangelio. Los textos fueron tomados de San Lucas, ya que este evangelista es el que más ha resaltado este valor en los evangelios.

En los mismos grupos leen uno de los cuatro textos y tratan de compartir sobre la base de las siguientes preguntas:

Textos:

Lc. 1, 46 - 56: Magnificat "Celebra todo mi ser la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en el Dios que me salva. En verdad el Todopoderoso hizo grandes cosas para mí, reconozcan que santo es su Nombre."

  • ¿Alguna vez experimenté la alegría de la acción de Dios en mi vida?
  • ¿Cuándo?
  • ¿En qué circunstancias?

 

Lc. 6, 20 - 23: Bienaventuranzas "Felices ustedes si los hombres los odian, los expulsan, los insultan y los consideran unos delincuentes a causa del Hijo del Hombre. En ese momento alégrense y llénense de gozo, porque les espera una recompensa grande en el cielo."

  • ¿Alguna vez experimenté la alegría de sufrir dificultades a causa de mi fe?
  • ¿Cuándo?
  • ¿En qué circunstancias?

 

Lc. 10, 17 - 24: Regreso de los 72 discípulos y revelación del Evangelio a los humildes. "Sin embargo, no se alegren porque someten a los demonios; alégrense más bien porque sus nombres están escritos en los cielos."

  • ¿Alguna vez experimenté la alegría de realizar la voluntad de Dios?
  • ¿Cuándo?
  • ¿En qué circunstancias?

 

Lc. 15, 11 - 32: El hijo arrepentido y perdonado "Había que hacer fiesta y alegrarse, puesto que tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado."

  • ¿Alguna vez experimenté la alegría de la reconciliación con Dios y con los demás?
  • ¿Cuándo?
  • ¿En qué circunstancias?

A modo de síntesis cada grupo elaborará una frase sobre la alegría, que luego se pondrá en común.

 

Tercer momento:
Se propone trabajar sobre algunos programas televisivos que tengan como propuesta "entretener y alegrar " al televidente. Tratando de discernir cuál es el concepto de alegría que transmiten a través de este medio.

Sugerimos mostrar algunas partes, previamente seleccionadas de los programas; o, en caso de no ser posible lo anterior, proponerles mirar en sus casas los programas en cuestión.

Y para poder analizar críticamente este material, presentamos la siguiente guía:

  • ¿Cuáles son los recursos que utilizan para generar "alegría" en el público?
  • ¿Son válidos esos recursos?
  • ¿Por qué?
  • ¿Cuál es el concepto de alegría que expresa el programa?
  • ¿A qué cosas está asociado este concepto de alegría?

 

Cuarto momento:
Después del tiempo que haya requerido este trabajo, 30 minutos aproximadamente, se propone realizar un debate guiado por el coordinador o catequista, donde se intentará establecer en qué consiste la alegría que nos presenta la sociedad a través de los medios de comunicación.

Retomar las frases que cada grupo elaboró a partir del trabajo con la Palabra de Dios e invitarlos a pensar que actividades pueden realizar que les proporcione "verdadera alegría".

 

Quinto momento:
Finalizamos el encuentro con una oración espontánea y leyendo el testimonio de Madre Teresa de Calcuta:

La alegría es fundamental en nuestra vida. Es el signo de la persona generosa. Si las Hermanas no fueran alegres, si no sirvieran a Dios y a los demás con alegría, nuestra vida sería una pura esclavitud. Y no atraeríamos a nadie.

El que tiene a Dios en su corazón, desborda de alegría.

Nuestra alegría es el mejor modo de predicar el cristianismo. Al ver la felicidad en nuestros ojos, tomarán conciencia de su condición de hijos de Dios.

Imagínense lo que sería una hermana yendo a las barracas con cara triste y caminando pesadamente. Sería mejor que se quedara durmiendo. Sólo aportaría a los pobres más desesperanza y tristeza.

La alegría es un don que se le ha otorgado al hombre para que pueda gozarse en Dios.

 

 

"En ese mismo momento, Jesús, movido por el Espíritu Santo, se estremeció de alegría y dijo: "Yo te bendigo, Padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios e inteligentes y se las has mostrado a los pequeñitos. Sí, Padre, así te pareció bien"
Lc. 10, 21

 

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002