Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / El espejo de la Palabra / Ciclo C ...
Enviar Página

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el Espejo de la Palabra del domingo anterior

 

Conocer la sección Dios habla hoy

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Publicación Bíblica para adultos y jóvenes

Dios nos habla hoy
-versión anual-

Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
con el Evangelio de cada semana.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca
Dios nos habla hoy

 

Publicación Bíblica para niños

Jesús Nuestro Amigo
-versión anual-


Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
el Evangelio de cada semana con los niños.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca Jesús Nuestro Amigo

 

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a sección Cursos

 

Enviar a sus amigos

Para meditar en la semana el evangelio del domingo - ¡Anímate a mirarte en el espejo de la Palabra!
Ascensión del Señor - ciclo C

Recibirán una fueza que viene de lo alto.
Lc. 24, 46-53

por Marcelo A. Murúa

 

" Les dijo: «Todo esto estaba escrito: los padecimientos del Mesías y su resurrección de entre los muertos al tercer día. Luego debe proclamarse en su nombre el arrepentimiento y el perdón de los pecados, comenzando por Jerusalén, y yendo después a todas las naciones, invitándolas a que se conviertan. Ustedes son testigos de todo esto. Ahora yo voy a enviar sobre ustedes lo que mi Padre prometió. Permanezcan, pues, en la ciudad hasta que sean revestidos de la fuerza que viene de arriba.» Jesús los llevó hasta cerca de Betania y, levantando las manos, los bendijo. Y mientras los bendecía, se separó de ellos (y fue llevado al cielo. Ellos se postraron ante él.) Después volvieron llenos de gozo a Jerusalén, y continuamente estaban en el Templo alabando a Dios."

Lc. 24, 46-53

 

La Fiesta de la Ascención de Jesús recuerda el texto final del evangelio de Lucas.
El Señor, que se ha manifestado resucitado a sus discípulos les brinda las últimas instrucciones antes de volver junto al Padre.
El versículo anterior al evangelio del día (versículo 45) ofrece un detalle revelador: "les abrió la mente para que lograran entender las Escrituras…" Hay una acción decidida del Resucitado sobre sus discípulos en orden a prepararlos para la misión.
Les recuerda que el padecimiento del Mesías, su resurrección y la predicación posterior en su Nombre a todos los pueblos, eran anuncios realizados por los profetas presentes en las Escrituras.
El Jesús que deben anunciar sus seguidores es el Cristo sufriente, que padeció y sufrió por vivir el proyecto de Dios (al extremo de dar la vida), Resucitado por el amor del Padre, quien confirma de esta manera el compromiso radical del que vivió haciendo el bien (como lo diría Pablo en sus cartas). El nombre de Jesús no puede separarse del escándalo de la cruz. Por eso su predicación invita a la conversión. Para creer en Jesús se debe cambiar la imagen de dios que cada uno (personas, grupos, pueblos) tiene para encontrarse con el Dios de la Vida, presente y revelado en Jesús de Nazaret.
Los apóstoles son testigos de esto. Ellos han compartido la vida, muerte y resurrección de Jesús. Han hecho experiencia del Dios revelado en Jesús… por eso pueden anunciarlo y predicarlo a todos los pueblos.
La misión: el anuncio de Jesús y su mensaje, implican un compromiso de vida, un riesgo que hay que asumir para seguir sus pasos.
Conocedor de lo exigente de la causa del Reino, Jesús les promete enviar la fuerza que viene de lo alto. La misma que animó su vida y su propia misión, como lo descubrimos en numerosos pasajes de Lucas. Podemos rastrear la presencia del Espíritu en la vida de Jesús en muchos pasajes lucanos: Lc. 1, 35; 1, 40-41; 3, 22; 4, 1; 4, 14; y otros). Jesús va a compartir al Espíritu que animó sus días con sus discípulos, por eso les pide que regresen y esperen en la ciudad (Jerusalén) hasta ser "revestidos" por "la fuerza que viene de arriba".
Al terminar sus últimas instrucciones Jesús vuelve al Padre. Antes de partir bendice a sus discípulos y luego es "llevado al cielo".
Los discípulos regresan alegres a la ciudad y acuden cotidianamente al Templo para alabar a Dios y prepararse para recibir el Espíritu Santo.
Lucas, que escribe una obra en dos volúmenes: Evangelio y Hechos de los Apóstoles, concluye el evangelio con este relato, que servirá de nexo para el comienzo del libro de los Hechos, en el que vuelve a relatar este momento.

Como los discípulos, estamos llamados a ser testigos del Resucitado. Con la fuerza del Espíritu podremos proseguir la Causa de Jesús, el proyecto por el cual dio la vida: el Reino de Dios para todos los pueblos.

Ven Espíritu Santo, ven a nuestras comunidades
y fecunda la vida nueva del Reino…
para andar en la vida en los pasos de Jesús…
animando la Esperanza,
apasionados por la Justicia,
sembrando Fraternidad.

 

 

 

 

Para rumiar la Palabra...

- Releer el evangelio. Detenerse y "rumiar" cada frase de Jesús…

- ¿Qué nos pide el Señor?

- ¿Qué significa hoy anunciar al Resucitado?

- ¿Quiénes padecen hoy los sufrimientos de Jesús? ¿Dónde está amenazada la vida?

- ¿Qué predicar hoy en el Nombre de Jesús para devolver esperanza a nuestro pueblo?

- Al terminar de trabajar el texto puedes leer el comienzo del libro de los Hechos: Hech. 1, 3-11 ¿qué novedades te ofrece esta otra versión de la Ascención del Señor?

 

 

 

y fecundar la vida...

- A partir del texto revisa tu propio corazón y tu compromiso con su Palabra.

Prepararse para recibir la fuerza que viene de lo alto… ¿cómo vas a prepararte para recibir al Espíritu de Jesús en el próximo Pentecostés?
¿Qué debes cambiar de tu vida, a la luz del Espíritu?
¿En qué necesitas fuerza de Dios para vivir… qué compromisos y desafíos de tu vida y tu fe necesitan el estímulo y "empuje" del Espíritu? Ora por las opciones que el Dios de la Vida te pide vivir para ser su testigo hoy.

 

 

Enviar a sus amigos

 

¿Quiere estudiar y conocer mejor la Palabra de Dios?
Conozca nuestros Cursos Bíblicos Pastorales

Promoción Curso Bíblico Pastoral
Conociendo Palestina en tiempos de Jesús

Para interpretar mejor el mensaje bíblico es fundamental conocer el contexto histórico, geográfico, social y religioso de los tiempos bíblicos.
Este curso le brindará una gran cantidad de datos e información para entender mejor los escritos del Nuevo Testamento y profundizar en su mensaje. Haga click y conozca la promoción.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2007