Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / El espejo de la Palabra / Ciclo C ...
Enviar Página

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el Espejo de la Palabra del domingo anterior

 

Conocer la sección Dios habla hoy

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Publicación Bíblica para adultos y jóvenes

Dios nos habla hoy
-versión anual-

Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
con el Evangelio de cada semana.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca
Dios nos habla hoy

 

Publicación Bíblica para niños

Jesús Nuestro Amigo
-versión anual-


Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
el Evangelio de cada semana con los niños.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca Jesús Nuestro Amigo

 

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a sección Cursos

 

Para meditar en la semana el evangelio del domingo - ¡Anímate a mirarte en el espejo de la Palabra!
Domingo 6 durante el año - ciclo C

Las bienaventuranzas, programa del Reino
Lc. 6, 12-13. 17. 20-26

por Marcelo A. Murúa

 

" Jesús subió a un cerro a rezar, y pasó todala noche rezando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a los discípulos, eligió  a doce, y los llamó apóstoles.
Jesús bajó con ellos y se detuvo en un lugar llano. Había allí un grupo impresionante de discípulos suyos y una cantidad de gente procedente de toda Judea y de Jerusalén y también de la costa de Tiro y de Sidón.
Habían venido para oírlo y para que los sanara de sus enfermedades;  El, entonces, levantó los ojos hacia sus discípulos y les dijo:
«Felices ustedes los pobres, porque de ustedes es el Reino de Dios. Felices ustedes los que ahora tienen hambre, porque serán saciados. Felices ustedes los que lloran, porque reirán.
Felices ustedes si los hombres los odian, los expulsan, los insultan y los consideran unos delincuentes  a causa del Hijo del Hombre. Alégrense en ese momento y llénense de gozo, porque les espera una recompensa grande en el cielo. Recuerden que de esa manera trataron también a los profetas en tiempos de sus padres.
Pero ¡pobres de ustedes los ricos, porque tienen ya su consuelo!
¡Pobres de ustedes los que ahora están satisfechos, porque después tendrán hambre!
¡Pobres de ustedes los que ahora ríen, porque van a llorar de pena!
¡Pobres de ustedes, cuando todos hablen bien de ustedes, porque de esa misma manera trataron a los falsos profetas en tiempos de sus antepasados! »"

Lc. 6, 12-13. 17. 20-26

 

El análisis de las bienaventuranzas excede con creces el espacio que dedicamos a los comentarios bíblicos del "Espejo…" de cada semana. Sin duda constituyen uno de los núcleos de la espiritualidad y práctica cristianas. Sería interesante ofrecer un material de estudio más profundo y extenso sobre el tema. Intentaremos desde BuenasNuevas brindarlo a lo largo del año. Ayudaría mucho saber si existen interesados en profundizar sobre este tema (los que deseen comunicarlo pueden mandar un mail a nuestro correo, o al mío personal).

Las Bienaventuranzas aparecen en dos de los evangelios: Mateo y Lucas. Son dos versiones con semejanzas y diferencias. Es claro el origen común de ambas pero cada evangelista las presenta con su propio lenguaje, en contextos diferentes y poniendo acentos distintos, según las temas - ejes de cada evangelio.

Comencemos brevemente por Mateo, la versión más conocida, para luego pasar al texto de Lucas. Mateo sitúa las Bienaventuranzas al comienzo de la predicación de Jesús, en el contexto del Discurso o Sermón de la Montaña, que abarca los capítulos 5, 6 y 7 de su evangelio. El lugar geográfico es un monte (Mt. 5, 1) y el discurso se dirige a la gente que lo rodea. Mateo habla de Reino de los cielos, pues como escribe a cristianos de origen judío evita el nombrar a Dios en forma directa (lo que no era bien visto por los judíos).

Lucas ubica las Bienaventuranzas a continuación de la elección de los doce apóstoles. El lugar geográfico es una llanura y los destinatarios principales son los discípulos: "Levantó los ojos hacia los discípulos y les dijo…"
El discurso de Lucas se compone de cuatro sentencias positivas (que anuncian felicidad) y cuatro negativas (que anuncian desdicha). Se advierte un esquema común que podríamos señalar de la siguiente manera:

a) Sentencias Positivas

a.1) Felices ustedes los pobres…
a.2) Felices ustedes los hambrientos…
a.3) Felices ustedes los que lloran…
a.4) Felices ustedes si los persiguen por mi causa…

b) Sentencias Negativas

b.1) Pobres de ustedes los ricos…
b.2) Pobres de ustedes los llenos…
b.3) Pobres de ustedes los que ríen…
b.4) Pobres de ustedes si los aprueban (hablan bien)…

Como es sencillo notar las situaciones están relacionadas en forma contrapuesta y presentadas de manera paradójica. Lo que parece (a los ojos del mundo) como "negativo" (ser pobre, padecer hambre o necesidad, sufrir, ser perseguido…) es presentado como fuente de felicidad y sentido de la vida. Por el contrario, lo que comúnmente se presenta (a los ojos del mundo) como "positivo" (ser rico, no tener necesidades, reir, ser aprobado por los demás) es señalado como fuente de desdicha y pérdida del sentido de la vida. Otras traducciones son más duras y en lugar de "Pobres de ustedes…" emplena el término "Ay de ustedes…".

En la versión de Lucas es claro que Jesús dirige estas enseñanzas a sus discípulos.
El pasaje inmediatamente anterior, que la liturgia del día nos lo presenta también al comienzo de la lectura, nos muestra la elección de los doce apóstoles por parte de Jesús.
Resulta muy revelador apreciar las circunstancias que acompañan la decisión del Señor. El texto nos dice que Jesús subió al cerro a rezar y pasó la noche en oración antes de la elección. Esta actitud orante de Jesús (subrayada a lo largo del evangelio de Lucas, que hace de la oración uno de sus principales temas) se presenta como una característica y una constante de su vida. Jesús ora en muchas oportunidades, y se retira a orar cuando debe tomar decisiones importantes en su vida. Señalemos sólo dos, fáciles de recordar y ubicar: antes de iniciar su vida pública se retira a orar en el desierto (Lc. 4, 1-13; antes de la pasión se retira a orar al huerto de los olivos (Lc. 22, 39-44). Jesús toma sus decisiones, realiza sus discernimientos a la luz del diálogo íntimo con el Padre.

Luego de la elección los discípulos no se separarán de Jesús. El tema del discipulado es también un eje central del evangelio. A lo largo del camino de predicación de Jesús éste va enseñando y preparando a sus discípulos.
Al reunirse una gran cantidad de gente necesitada (vinieron para que los sanara de sus enfermedades) Jesús aprovecha para brindar a sus discípulos las bases de su programa de vida.

Las bienaventuranzas pueden verse como el programa de Jesús. Cuando se dirige a los discípulos les dice cosas que El mismo vive y vivirá. El, como bien nos dice Pablo años más tarde de estas escenas, "siendo rico se hizo pobre" (Filipenses 2, 6ss ). El eligió pasar necesidad, sufrir con los demás y ser perseguido por causa del Reino (hasta dar la vida). Llevó sus enseñanzas a la práctica y las vivió hasta sus últimas consecuencias. Por eso puede proponer a los discípulos un camino de seguimiento que recorra sus mismas opciones. Jesús dice con claridad que el Reino de Dios es de los pobres, de los que tienen hambre (y necesidades insatisfechas) y de los que sufren. El evangelio de Lucas nos muestra permanentemente a Jesús al servicio de los pobres (otro de los temas fundamentales de su evangelio). La cuarta bienaventuranza nos da la clave para entender las otras en la perspectiva del discipulado. Es la única que se presenta en forma condicional, "Felices ustedes si…" Jesús está presentando a sus discípulos las opciones de seguirlo. Si de verdad caminamos en los pasos de Jesús deberemos hacernos pobres, pasar necesidad y sufrir. Entonces se hará realidad la bienaventuranza que presenta la persecución y el conflicto como consecuencia del asumir la causa de Jesús, es decir el Reino de Dios.

Jesús tiene palabras duras con los ricos, los llenos y los que ríen (al margen del sufrimiento de los demás, indiferentes a él). La condena a los ricos y los peligros de la riqueza son un tema que desarrolla en profundidad todo el evangelio. También advierte a sus discípulos que "si" no sufren las consecuencias de optar por el Reino, si los aprueban, si no experimentan dificultades y conflictos por seguir a Jesús, estarán en la misma senda que los falsos profetas de tiempos anteriores. Es interesante notar que el falso seguimiento se asocia a la riqueza, a la plenitud de bienes materiales y a la vida sin sufrimiento (sentencias anteriores), mientras que el verdadero seguimiento, el asumir la causa de Jesús se asocia a empobrecimiento, necesidad y sufrimiento. A la luz de estas palabras deberíamos discernir si estamos en el camino de Jesús… o no.

El programa de vida que Jesús presenta a sus discípulos de todos los tiempos es exigente. Seguir a Jesús es un desafío a nuestra comodidad, a nuestra manera de vivir, a los valores que propone la sociedad de nuestro tiempo… ¿te animas a asumir sus pasos y vivir sus enseñanzas?

 

 

Para rumiar la Palabra...

- Releer el texto. Comparar rápidamente con las bienaventuranzas de Mateo (Mt. 5, 1-12)

- ¿Qué realiza Jesús antes de la elección de sus discípulos? ¿Recuerdas otros momentos en los que Jesús ora? ¿Qué nos revela estas actitudes sobre la vida de Jesús?

- ¿A quiénes dirige Jesús sus palabras?

- Jesús presenta con claridad que el reino es de los pobres, ¿qué otros textos del evangelio de Lucas nos hablan de esto (recordar algunas parábolas, por ejemplo)?

- Repasar la vida de Jesús y descubrir actitudes, situaciones, palabras y opciones que permitan reconocer cómo El vivió las Bienaventuranzas que nos propone.

y fecundar la vida...

- A partir del texto revisa tu propio corazón y tu compromiso con su Palabra.

¿Cuándo tienes que tomar una decisión sigues el ejemplo de Jesús, que se retira a orar?

¿Qué cosas importantes tienes que discernir…? Hazlas en la oración con el Padre.
Las bienaventuranzas son un programa de vida para cada discípulo que quiera seguir los pasos de Jesús, ¿que debes cambiar en tu vida para asumir estas enseñanzas?

¿Qué significan las palabras de Jesús en tu vida? ¿Cómo asumir los desafíos de empobrecerse, pasar necesidad, sufrir con los otros… para seguir su ejemplo?

¿En tu vida hay signos de "persecución"? ¿Has sufrido por vivir lo que Jesús predica? ¿Asumir la causa de Jesús y servir a los pobres es conflictivo y te trae problemas?

Si en tu vida de fe no hay signos de dificultades, ¿estarás realizando las opciones de vida que propone Jesús?

 

 

¿Quiere estudiar y conocer mejor la Palabra de Dios?
Conozca nuestros Cursos Bíblicos Pastorales

Promoción Curso Bíblico Pastoral
Conociendo Palestina en tiempos de Jesús

Para interpretar mejor el mensaje bíblico es fundamental conocer el contexto histórico, geográfico, social y religioso de los tiempos bíblicos.
Este curso le brindará una gran cantidad de datos e información para entender mejor los escritos del Nuevo Testamento y profundizar en su mensaje. Haga click y conozca la promoción.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2007